Patrones tipo chaqueta y abrigo

Patrones tipo chaqueta y abrigo con base del patrón-tipo.

La forma de hacer el patrón tipo para una chaqueta y para el abrigo es la siguiente: Deben tener en cuenta que nunca se puede aplicar las mismas del patrón tipo de un ves­tido para una chaqueta o para un abrigo, ya que representa proporciones diferentes aun­que estas prendas sean para una misma per­sona.La forma de hacer el patrón tipo para una chaqueta y para el abrigo es la siguiente: Deben tener en cuenta que nunca se puede aplicar las mismas del patrón tipo de un ves­tido para una chaqueta o para un abrigo, ya que representa proporciones diferentes aun­que estas prendas sean para una misma per­sona.

Piense que el vestido va en primer térmi­no, la chaqueta en segundo y el abrigo en ter­cer término; por consiguiente, no podrá ser jamás ni una chaqueta ni un abrigo cortado con las mismas medidas que se ha cortado el patrón para un vestido.

Para ello les vamos a dar unas normas que, si bien no pueden ser fijas por depender mucho de la moda en la actualidad, sí que son suficientes para que se hagan cargo de la ma­nera de hacer los aumentos para cada una de estas dos piezas.

 

La gráfica número 232 que a continuación detallamos está representada en tres propor­ciones.La gráfica número 232 que a continuación detallamos está representada en tres propor­ciones.

La primera del interior, que aparece con unos trazos negros, es el patrón tipo de un vestido. La segunda, la del medio, representa el ancho proporcional de una chaqueta recta sin ajustar. Y la tercera, representada por una línea negra, es la holgura que tienen que tener las proporciones de un abrigo sin ceñir.

Chaqueta.

En el centro de delante se deja medio centímetro más del patrón tipo de vestido, otro en el centro de detrás y otro en la costura de las sisas, y en el cuello el medio centímetro que se deja de más se tiene que bajar, o sea, se tiene que escotar más el escote. Fíjense las gráficas de demostración y se darán cuenta de ello.

En las costuras de los lados se darán cuen­ta que en la parte de detrás hay más espacio que en la parte de delante; pues bien, es que la costura de la espalda tiene que tener más movimiento que en el delantero. El ancho que se acostumbra a dejar en la costura de delante en los lados de las chaquetas es más bien de un centímetro, y en la parte de la es­palda de uno y medio a dos. Este es un pro­medio normal de medidas para las chaquetas.

Abrigos.

Para los abrigos se sigue el mismo procedimiento, pero la diferencia es que en vez de medio centímetro que se deja en el centro de delante, y en el centro de de­trás y en las sisas son 1 con relación al patrón tipo del vestido, y así pondremos 1 cm. de más en el centro delantero, 1 más en el cen­tro de la espalda, 1 más en las sisas y 1 más en el cuello, siempre este último quitándole del escote para que éste quede más escotado.

También veréis que en la sisa y en la parte correspondiente de bajo brazo las líneas, a medida que se van ensanchando éstas, van bajando, de forma que éstas coincidan el de­lantero con la espalda.

Esta gráfica de demostración representa las tres fases de medidas descritas para los patrones tipo, vestido, chaqueta y abrigo, y por ella se darán perfecta cuenta de la diferencia en proporción que tiene de un patrón a otro.

También las mangas sufren las mismas va­riaciones y os daréis cuenta en la gráfica nú­mero 233; en la parte de delante, en las cha­quetas, sólo aumenta un centímetro a un centímetro y en cambio, en la parte correspon­diente al detrás el aumento es más grande, o sea, correlativo con lo que se deja en la espalda.También las mangas sufren las mismas va­riaciones y os daréis cuenta en la gráfica nú­mero 233; en la parte de delante, en las cha­quetas, sólo aumenta un centímetro a un centímetro y en cambio, en la parte correspon­diente al detrás el aumento es más grande, o sea, correlativo con lo que se deja en la espalda.

Así por ejemplo, si para una cha­queta dejamos 2 cm. de más en la espalda, pondremos en la costura de detrás de la man­ga otros 2 cm. De igual forma se hará con el abrigo; en la costura de detrás de la man­ga dejaremos la holgura que se haya dejado en el mismo de la espalda.

Una vez el patrón sacado en línea recta, si el abrigo o chaqueta es entallado, se pasará al ajuste, pero antes debe de hacerse recto.

Realicen varias veces este ejercicio para tener la seguridad de que está bien interpre­tado, y así cuando tengan que cortar una chaqueta o bien un abrigo, podrán hacer el patrón tipo correspondiente a la medida con las holguras, y así, al transformar el modelo elegido, tendrán el ancho necesario sin mie­do de que no les quede ajustado.

Chaqueta sastre con sus medidas.

El dibujo de la chaqueta de la gráfica nú­mero 234 es la forma más clásica. Su pinza no sale del hombro.El dibujo de la chaqueta de la gráfica nú­mero 234 es la forma más clásica. Su pinza no sale del hombro.

Para el corte de las chaquetas sastre se ha­rá el patrón tipo con los aumentos antes des­critos, y así, al pasar a la transformación del mismo, ya no tendrán que tener en cuenta las holguras, sino solamente fijarse en loo; cortes que éstos sean bien encajados a su sitio.

Este modelo puede muy bien cortarse y quedar un corte perfecto, cogiendo el patrón tipo y unir las costuras de los lados y colo­carlo sobre la tela de forma que no lleve cos­tura a los lados, solamente una en el centro de la espalda. De esta forma sólo con esta costura de la espalda y costura de los hom­bros está cosida la chaqueta. Lo único inte­resante en estas prendas que no llevan cos­turas a los lados es hacer el aplomo de las mismas por los hombros y sientan perfectas.

A continuación aparecen las gráficas nú­meros 235 y 236 con los patrones del delan­tero y espalda de la forma de chaqueta sastre a las medidas de la talla 46, y con ayuda de la lección anterior podrán darse perfecta cuenta de la hechura en que tiene que quedar.

La gráfica número 235 es el patrón de la manga clásica sastre.La gráfica número 235 es el patrón de la manga clásica sastre.

Las rayitas que aparecen en la parte infe­rior de la misma indican la dirección que tiene que llevar la entretela; y la línea hori­zontal, la anchura.

Como ya se habrán dado cuenta, en las mangas de esta clase de prendas aparece un pliegue en la parte inferior de las mismas y en la costura de los codos. En la gráfica nú­mero 235, que es el patrón para estas mangas, el trozo que sobresale en el lado de la costura del codo y en su parte inferior, es el que se necesita para formar el pliegue antes dicho.

Este pliegue simula que abrocha con unos ojales figurados de torzal y unos botones pe­queños.

La colocación del dril en la parte inferior de la manga se hace a partir de donde apa­rece la señal de rayitas en su parte superior, terminando dicha entretela junto al mismo borde del doble de la manga,La colocación del dril en la parte inferior de la manga se hace a partir de donde apa­rece la señal de rayitas en su parte superior, terminando dicha entretela junto al mismo borde del doble de la manga, sujetándola por ambos lados a punto de cruz en puntadas largas, recargando a continuación sobre él el doble de la manga, con el mismo punto, pero más pequeño; el dril se cortará al bies.