¿Pintar o no pintar la cocina de mamá?

Así están las cosas en estos momentos. ¿Pintar o no pintar la cocina de mamá? Ésa es la cuestión y creo que va a tener difícil solución. Mi madre tiene una cocina de madera que pusó hace 28 años. Como buena madre tiene la cocina impoluta y como nueva, pero honestamente está un poco pasada de moda y tiene un problema grave de luz. En cuanto llega el otoño toca encender la luz todo el día porque no se ve absolutamente nada. Por eso hemos pensado en pintar la cocina y darle un pequeño gran cambio usando sólo pintura. De esta forma, con un simple cambio de color de los muebles podríamos en un fin de semana actualizar su aspecto y aportar más luz. Por lo tanto pintar la cocina parece una opción perfecta, pero mi madre no quiere. Directamente no lo ve. No entiendo lo de pintar la cocina. Eso de pintar los muebles de madera, le parece muy raro y no se hace a la idea. Así que nos ha tocado hacer unas muestra para ver cómo quedaría y decidir si finalmente vamos a pintar o no vamos a pintar la cocina.

puertas-armario-cocina-1Puertas de armarios de cocina de madera.

puerta-armario-cocina-pintada-1Puerta de armario pintada con Renov’Cocinas.

Punto de partida

Lo que tenemos entre manos es una cocina de madera de los años 90. Todos los muebles están en buen estado, pero absolutamente todo en la cocina está decorado con madera de color miel (incluida la nevera). La idea es tratar de dar a todo el espacio un cambio de imagen sin mucho esfuerzo. Por eso, hemos pensado que pintar la cocina con una pintura específica para cocinas puedes ser lo mejor. Y por supuesto, el color tiene que ser claro para aportar más luz al espacio.

cocina-de-madera-1Cocina de madera que queremos pintar… a ver si nos dejan.

Materiales

Para pintar la cocina tenemos varias opciones. Nosotros hemos usado con anterioridad las pinturas de Syntilor, que nos gustan por lo fáciles que son en la aplicación, su acabado homogéneo y el rápido secado. Cuando pintamos en este tipo de estancias y estos muebles tenemos que tener a mano una serie de herramientas, que nos van a facilitar mucho el trabajo:

pinturas-para-pintar-muebles-cocinaPinturas y acabados específicos para pintar cocinas.

  • Papel de protección. Hay que tratar de tapar bien las zonas que no queremos que se manchen. La pintura en mojado sale muy rápido con agua, pero por si acaso es preferible tardar un poquito más en los preparativos y no andar luego limpiando gotitas por todas partes.
  • Syntilor Renov’cocinas. Es una pintura al agua con una gama de colores bastante amplia. Encontramos todos muy vintage con blancos rotos, grises muy claros o colores piedra. Pero también podemos usar colores mucho más vivos con rojos intensos, berenjenas o azules profundos.
  • ¿Acabado mate o acabado metálico?. En la variedad está el problema. Cuántas más opciones para elegir, más dudas. Pero como estamos probando para ver cómo pueden quedar los muebles de la cocina teníamos que hacer varias muestras también con los efectos. Una vez que pintamos con Renov’ Cocinas tenemos varios acabados para proteger los muebles: mate, satinado, metálico y lacado.
  • ¿Brochas o rodillo?. En la otra ocasión en la que pintamos con este tipo de pintura empleamos rodillo de microcrater. Son esos de espuma, que tienen unos agujerillos minúsculos y que nos ofrecen un acabado homogéneo. Pero en este caso, como sólo vamos a pintar dos puertas de muestra queríamos probar con la brocha por ver cuál es el resultado y si deja muchas marcas sobre esta pintura. Así que para pintar la cocina, o al menos dos puertas, hemos elegido brochas de Nespoli, que es una marca que usamos mucho porque tiene todo tipo de herramientas pensadas para hacer mucho más cómodo todo.
  • Agitador. No nos cansamos de recomendar el uso de un agitador para la pintura. Lo de mover el bote como si fuera una coctelera puede ser un problema importante. Sin darnos cuenta estamos metiendo aire al producto y eso hace que posteriormente salgan burbujas. Los agitadores son herramientas muy baratas que nos permiten mezclar en condiciones la pintura y hace que el producto se mezcle correctamente.
  • Lijas. Para este tipo de puertas de armarios es imprescindible emplear una lija que logre arañar el barniz de la madera. Los armarios de cocina de madera tienen una capa de barniz bastante gruesa que protege las puertas, pero que hace que no agarre bien la pintura con la que vayamos a pintar encima. Por eso, hay que lijar con un papel de lija que tenga un grano aspero, que arañe.
  • Mascarilla, guantes… Siempre hemos sido bastante pasotas con el tema de la protección. Aplicamos cera con la mano, nos ponemos a lijar son mascarilla… Pero poco a poco vamos incorporando estos elementos en nuestros trabajos. Si vamos a lijar el barniz de las puertas, tenemos que tener presente que estamos respirando barniz. Así que cuidarnos un poquito no supone mucho esfuerzo y puede evitar ciertos sustos. Sobre la mascarilla, simplemente deciros que usamos mascarilla con filtro, que entendemos son bastante mejores que las que encontramos en las tiendas de todo a un euro.

Paso 1: Lijado y limpieza

No podemos hacer caso a la pereza y aunque nos parezca que es un paso del que podemos prescindir, siento deciros que una buena preparación de la superficie es como los cimientos de una casa. Busca algún espacio de la casa, donde no importe levantar polvo. Saca la lija y retira todo el barniz de la puerta de madera. Nosotros hemos empleado un portalijas de Nespoli, que nos resulta muy cómodo tanto para grandes extensiones como para los bordes. Una vez que hemos lijado las puertas limpiamos todos con un paño y para las esquinas interiores pasamos una brocha para sacar el polvo que se queda en los rincones de las molduras.

lijar-puertas-armario-1Lijamos la madera para retirar el barniz.

Paso 2: Pintamos

En un post anterior os contamos las proporciones que hay que tener presentes para pintar con este tipo de pinturas específicas para cocinas, baños y suelos. Aunque existen pinturas específicas para cada estancia y para el suelo, siempre tenemos que tener en cuenta que cada litro de pintura nos da para 12 metros cuadrados. Esto significa que no nos tenemos que pasar estirando el producto. Estamos pintando muebles, paredes o suelos que van a tener mucho uso y que van a estar expuestos a humedad y suciedad. Si lo que queremos es que resistan, hay que crear una capa gruesa siguiendo las indicaciones del fabricante. Lo primero es remover la pintura con el agitador para que se mezcle bien el color “Mazapán”, que hemos elegido.

utensilios-pintar-1Preparamos la pintura antes de pintar.

Con la brocha damos una capa gruesa de pintura. Como esta pintura se autonivela sola no es necesario moverla demasiado sobre la superficie. De hecho, lo mejor es coger bastante cantidad y dar pocas pasadas por la madera. Eso sí, tenemos que asegurarnos que con la primera capa se tapa por completo la madera que está debajo. En la foto os mostramos la primera mano de pintura, que dimos a una de las puertas. Nos faltaba un poquito para terminar. La forma de aplicación debe de ser cruzada. No en horizontal o siguiendo la veta de la madera como con otros tipos de pintura.

pintar-puertas-armarios-cocina-1Primera capa de pintura.

Que nadie se asuste si cuando aplicamos la pintura vemos que tenemos bastantes marcas de la brocha.

pintar-armario-cocina-1Pintura en mojado tras aplicar la primera capa.

Dejamos secar durante cuatro horas y es el momento de decidir si damos o no una nueva capa de pintura. A partir de las cuatro horas podemos volver a pintar la superficie, pero en este caso nos pareció suficiente con una capa, ya que lo que buscamos es hacer un ejemplo para hacernos una idea. Creo que si finalmente pintamos la cocina, le daremos dos capas.

puerta-pintada-mazapan-1Resultado tras dejar secar durante 4 horas.

Paso 3: Acabado

Desde que pintamos tenemos que esperar 8 horas para poder aplicar el acabado. Para nuestras puertas de cocina podemos elegir entre mate, satinado, metalizado o lacado. Como nunca habíamos usado el metalizado queríamos ver cómo quedaba sobre la pintura. Como teníamos dos puertas, una de ellas la hemos pintado sólo con el color “Mazapán” ( la de la derecha) y para la otra hemos incluido alguanas zona de “Gris Pavonado” (la de la izquierda) por ver alternativas. En la puerta de la izquierda hemos dado pequeñas pasadas muy superficiales con el color más oscuro para darle un efecto como desgastado. Es sólo un efecto decorativo con el pincel con muy poca carga de pintura. Es importante tener presente que esta pintura no se puede lijar para sacar el color que hay debajo. De lo que se trata es de construir una capa homogénea de pintura que sea muy resistente, hacer un decapado con esta pintura supondría alterarla de tal forma que restaríamos cohesión a las capas de pintura.

puertas-armario-cocina-pintadas-1Dos puertas pintadas con Renov´Cocinas.

Os dejamos un pequeño detalle del efecto metalizado. Sólo hemos dado una capa, pero se puede dar una segunda capa si queremos acentuarlo. Debemos esperar una semana, porque es a partir de los siete días cuando se ve el resultado final. La pintura se va autonivelando sola durante este tiempo. Es importante que los primeros días no mojemos las puertas para que vaya actuando sola.

puerta-armario-efecto-metalizado-1Efecto metalizado sobre la puerta del armario de la cocina.

Y aquí llega la gran pregunta: ¿nos lanzamos a pintar la cocina de mamá? A ver qué dice ella.

La entrada ¿Pintar o no pintar la cocina de mamá? aparece primero en Inventando baldosas amarillas.