Por qué nunca recuerdas tus sueños

¿Eres de esas personas que se acuestan a dormir y cae en un sueño profundo, como un completo fundido a negro sin sueños? En realidad según los expertos todos soñamos, y generalmente tenemos unos 5 sueños cada noche, el problema es que, o no los recordamos en absoluto, o se nos olvidan a los pocos minutos de despertar. Esto puede ser decepcionante, ya que acodarnos de nuestros sueños puede ser divertido, curioso e interesante, si te gusta el tema de la interpretación de sueños. Para saber por qué no recordamos lo que hemos soñado es fundamental aclarar antes como funciona el mecanismo del sueño y cuáles son sus fases.

QUÉ ES UN SUEÑO

sueños-dormir

Un sueño podría definirse como un cúmulo de pensamientos, sensaciones o imágenes que se suceden en la mente mientras dormimos. Es una función del cerebro que durante el descanso desactiva algunas áreas del cerebro, mientras que otras regiones se activan gracias a determinada actividad química y ciertos patrones eléctricos secuenciales. Pero el término ‘sueño’ también hace referencia al acto mismo de dormir, y en este sentido, el sueño se divide en varias fases cíclicas que se repiten cada noche.

LAS FASES DEL SUEÑO

sueños-fases

El descanso es un proceso complejo, aunque a nosotros nos parezca que es algo uniforme. Simplemente nos ponemos a dormir, y despertamos a la mañana siguiente. En realidad durante ese tiempo el cuerpo y la mente pasa por varios ciclos de aproximadamente 90 minutos. Por eso para un descanso adecuado se recomienda dormir unas ocho horas, porque así damos tiempo a que los ciclos se completen, sin interrumpir ninguno. De esta forma se pueden encadenar entre cuatro y seis ciclos seguidos, con diferentes tipos de sueño, y diferente actividad mental. Las ensoñaciones solamente se producen en una de esas fases en concreto.

FASE I O ADORMECIMIENTO

sueños-recordar

Esta primera fase se inicia al conciliar el sueño y ocupa los primeros diez minutos. Es ese momento en el que pasamos de la vigilia al adormecimiento. Es una etapa de transición, y tanto en la entrada como en la salida de esta fase pueden ocurrir alucinaciones. Los ojos se mueven lentamente y la musculatura se va relajando cada vez más.

FASE II O SUEÑO LIGERO

ondas-cerebro

El sueño ligero supone alrededor del 50% del total de los ciclos del sueño, es decir, es la predominante. En esta fase, nuestro cuerpo se desconecta poco a poco de los estímulos del entorno y el ritmo cardiaco y la respiración se ralentizan. A lo largo de esta etapa se van sucediendo momentos de gran actividad cerebral con otras menos intensas. Y aunque esta fase se llame sueño ligero, es muy difícil despertarse cuando estamos en ella. Esto es debido a unas ondas llamadas ‘complejos K’, que emite el cerebro de forma abrupta y actúan como inhibidoras para impedir que la persona se despierte. Generalmente cuando soñamos que tropezamos o caemos al vacío, suele ser en esta fase.

FASE III O TRANSICIÓN

Después del sueño ligero, nuestro cerebro experimenta una etapa de transición, que es muy breve, solo de apenas dos o tres minutos. En esta fase y en la siguiente, el cuerpo se encuentra en un profundo estado de relajación y es cuando el cerebro segrega la famosa hormona del crecimiento, tan importante para los deportistas.

FASE IV O SUEÑO PROFUNDO

dormir-sueños

También conocido como sueño Delta. Supone el 20% del total del ciclo nocturno, y es la fase más importante y la que determina la calidad del descanso. El ritmo respiratorio y cardiaco disminuye aún más, al igual que la presión arterial que puede descender entre un 10 y un 30%. Despertar en esta fase también es muy difícil por este estado de relajación profundo.

FASE REM (rapid eye movement)

sueños-ss

La fase REM supone el 25% del ciclo total del sueño y dura entre 15 y 30 minutos. Se llama así porque durante este estado, los globos oculares se mueven constantemente como reflejo de una elevada actividad cerebral, casi igual a la que tenemos durante la vigilia. Los músculos están bloqueados, pero la mente está activa y somos capaces de captar cierta información del exterior. Es en este momento cuando se producen los sueños.

POR QUÉ NO LOS RECORDAMOS

alarmar-sueños

Pero si todos soñamos durante la fase REM, ¿entonces por qué no me acuerdo? Los motivos pueden ser varios. Para llegar a la fase REM necesitamos dormir un mínimo de horas, ya que estos ciclos se van prolongando a medida que avanza la noche, y casi por la mañana son más prolongados. Es muy posible que la alarma para levantarte te suene justo en ese momento, coincidiendo con alguna de tus fases REM, por lo cual cualquier ensoñación queda interrumpida.

¿DÓNDE SE FORMAN LOS RECUERDOS?

Otra de las explicaciones a esta incapacidad para recordar los sueños es que durante la fase REM el cerebro está produciendo una serie de ondas que hacen complicado procesar la información, por eso cuando recordamos sueños lo hacemos con vaguedad. El área del cerebro que produce los sueños es la misma que el área cognitiva, pero para tener un recuerdo el cerebro lo tiene que formar en el hipocampo para después moverlo al neocórtex. Sin embargo durante el sueño esta sincronización entre las áreas del cerebro está ‘desconectada’.

OLVIDAMOS LOS SUEÑOS EN CUESTIÓN DE SEGUNDOS

sueños movil

Otro motivo que apuntan algunos es el uso de la tecnología. ¿Qué es lo primero que haces al despertar? ¿Mirar si hay mensajes nuevos en tu móvil? ¿Revisar redes sociales? ¿Poner las noticias? Al centrar rápidamente nuestra atención en otros estímulos, la mente no tiene tiempo a fijar los sueños en la memoria. También puede ser que no los recordemos porque lo que hemos soñado no tiene nada de especial y simplemente lo descartamos. A menudo lo sueños no son más que actividad cerebral ligera con imágenes, sin argumento ni emociones y por lo tanto no tienen la suficiente relevancia como para acordarnos de ello.

TRUCOS PARA RECORDAR LOS SUEÑOS

sueños

Si estás en una etapa en la que nunca recuerdas nada de lo que sueñas, es posible que debas revisar tus hábitos para mejorar la calidad de tu descanso nocturno. Lo primero será adelantar la hora de acostarse para permitir que el cerebro transite por todas las fases del sueño y las complete sin interrupciones. Si llegas a las diferentes fases REM con normalidad, verás que comienzas a soñar más y a ser capaz de recordarlo. Por otra parte, hay que permitir que la mente despierte poco a poco, y antes de ponerte a revisar tu smartphone, date unos minutos para indagar en tu memoria y repasar lo que hayas soñado.

La entrada Por qué nunca recuerdas tus sueños aparece primero en Moncloa.

Ir a la fuente
Author: Noemi A.