Preparación de la arcilla cómo se hace

La arcilla es la materia básica para hacer cerámica.

Las arcillas son materiales térreos originados, mediante procesos de desgaste (acción atmosférica) y de degradación hidrotérmica, a partir de las rocas ígneas. Millones de años de erosión han reducido la roca primitiva a partículas laminares extremadamente finas, las cuales quedaron depositadas en el mismo sitio donde se formaron o bien fueron transportadas por el viento y el agua hacia otros lugares de la corteza terrestre.

Cómo preparar la arcilla.- Manualidades con cerámica 0La tierra suele considerarse erróneamente como arcilla, aunque en verdad contiene cierta cantidad de ella; sin embargo, debido a la polución de la atmósfera y la presencia de arenas y piedras, no es apta para la cerámica.

La arcilla puede hallarse tanto en capas del subsuelo como, lo cual es preferible, en depósitos a cielo abierto. Sin embargo  para el principiante es mucho más conveniente comprar un producto ya preparado en una tienda especializada que  buscarla por su cuenta y riesgo.

Por otra parte, estas tiendas suelen facilitar catálogos de los productos que venden, los cuales son muy útiles porque, además de proporcionar información acerca de los productos que en ellas se pueden adquirir, constituyen una fuente de datos en cuanto a materiales y útiles que cabe emplear en cerámica.

Cómo preparar la arcilla.- Manualidades con cerámica 11.

Tomando como base una superficie firme, presiona la masa de arcilla hacia abajo con las palmas de las manos.

La mayoría de los trabajos de cerámica se realizan con arcilla mezclada con cierta cantidad de agua, para hacerla plástica o maleable.

Esta agua sirve para ayudar a mantener las partículas juntas y al mismo tiempo lubricarlas, como si fuera un aceite o una grasa. De este modo, se obtiene un material que es al mismo tiempo fuerte (en el sentido de que no se rompe) y fácilmente moldeable y manipulable.

.

Cómo preparar la arcilla.- Manualidades con cerámica 22.

Acto seguido, se efectúa una acción retorcedora y compresora en la que predomine la presión ejercida por una sola mano.

La capacidad de la arcilla para adquirir una forma con facilidad y conservarla cuando se seca se conoce con el nombre de «plasticidad» y constituye su característica más importante.

Otra característica también importante de la arcilla es su reacción al calor. Todas las arcillas se ven afectadas por él; en un principio  se endurecen y vitrifican, aunque más tarde, si se excede de la temperatura que necesitan, suelen ablandarse e incluso pueden llegar a fundirse. La temperatura a la cual determinada arcilla ha adquirido su punto óptimo de dureza y sonoridad se denomina «temperatura de cocción».

Las arcillas pueden encuadrarse en tres grandes categorías:

Alfarería o loza: se cuecen a 1.100° C o menos.

Gres: se cuecen entre 1.200 y 1.300° C;

Porcelanas: se cuecen a más de 1.300° C.

Pese a que en la naturaleza hay bastantes tipos de arcilla, únicamente unas pocas se utilizan solas. Por lo general suelen mezclarse con cuidado en una determinada composición (denominada «pasta cerámica»), con el fin de hacerla más apta para el trabajo y dotarla de una temperatura de cocción óptima.

Cómo preparar la arcilla.- Manualidades con cerámica 33.

Extiende la chamota sobre la superficie de trabajo. Amasa la arcilla hasta que haya sido incorporada por completo.

La pasta cerámica de alfarería y loza es aquella cuyos componentes funden con facilidad, en tanto que las arcillas de gres contienen materiales que funden a temperaturas más altas.

La porcelana, por su parte, está formada por arcilla muy pura y materiales que funden a elevada temperatura.

No obstante, debe existir una relación entre la arcilla que se trabaja y la temperatura a que finalmente se cuece.

Los proveedores suelen vender las arcillas a peso y en una de las siguientes formas:

Arcilla plástica.

Mezcla apropiada para una determinada temperatura de cocción y ya lista para utilizarla  Esta es la forma más conveniente de adquirirla, pese a que el 20 por 100 de lo que se compra es agua.

Polvo de arcilla seca.

Arcillas independientes y refinadas utilizadas por ceramistas que prefieren preparar y combinar diferentes clases de ellas para satisfacer sus necesidades particulares.

Cómo preparar la arcilla.- Manualidades con cerámica 44.

Para mezclar dos tipos diferentes de arcilla, se corta a rebanadas, se coloca cada rebanada una encima de otra alternativamente y realizas la acción de amasar.

Arcilla líquida.

Arcilla en suspensión en agua. Es fácil de preparar, pero es preferible comprarla en una industria, sobre todo si se necesita en gran cantidad.

La arcilla que se utiliza en los trabajos de cerámica debe corresponder exactamente al tipo adecuado para cada pieza a realizar y modelarse con facilidad, sin que por ello haya de ser blanda y pegajosa en exceso. Si la arcilla está demasiado húmeda, es conveniente extenderla en una tabla de madera (o mejor de escayola) hasta que el exceso de agua se haya eliminado. Si, por el contrario, la arcilla está excesivamente rígida, debe cortarse en finas rebanadas con el alambre  humedecer cada una de ellas con una esponja mojada y amasarlas de nuevo en una sola pieza.

Repítase el proceso tantas veces como sea necesario. Finalmente, la arcilla ha de ser homogénea, el contenido en agua el mismo para toda la masa y carecer de todo tipo de burbujas de aire. La única manera que hay de conseguir esto es amasando.

Cómo preparar la arcilla.- Manualidades con cerámica 55.

Corta la masa obtenida en dos mitades. Una masa jaspeada indica que la mezcla está insuficientemen­te amasada.

Algunos objetos requieren añadir chamota a la arcilla. Esta incorporación debe formar parte del proceso de amasado (véase ilustración 3).

Compruébense los progresos realizados en la técnica del amasado cortando la masa de arcilla con un alambre. Los trazos jaspeados y las burbujas de aire deben brillar por su ausencia. Una vez eliminado todo el aire, únase de nuevo ambos trozos de masa de arcilla con fuerza.

Envuélvase la masa en un trapo húmedo o tela de plástico, si no se ha de utilizar inmediatamente.

Material necesario para preparar la arcilla.

Tabla resistente.        Alambre.      Chamota (arcilla cocida y pulverizada.                   Trapo húmedo o tela de plástico. 

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades