Preparación y montaje de mangas

En este artículo vamos a tratar de explicar cómo podemos transformar los patrones de las mangas con unos cuantos ejemplos. Según el modelo de manga que apliques en la prenda, obtienes resultados diferentes.

Transformación del patrón primera forma.

Sacaremos el patrón de la gráfica número 93 con las mismas medidas que se ha empleado para el siguiente ejemplo.1

Sacaremos el patrón de la gráfica número 93 con las mismas medidas que se ha empleado para el siguiente ejemplo. 

.

.

.

.

.

Para obtener más vuelo en la parte superior de la misma dibujaremos una línea vertical tal cual aparece en la gráfica número 94, que pasará del codo y otra horizontal que no llegará a sus bordes.2

Para obtener más vuelo en la parte superior de la misma dibujaremos una línea vertical tal cual aparece en la gráfica número 94, que pasará del codo y otra horizontal que no llegará a sus bordes. 

.

.

.

.

Una vez dibujado se cortará y se abrirá de forma que se pueda obtener todo el vuelo que se desee, que puede ser más o menos, según el modelo elegido. (Vean la forma, gráfica 95.) 3

Una vez dibujado se cortará y se abrirá de forma que se pueda obtener todo el vuelo que se desee, que puede ser más o menos, según el modelo elegido. (Vean la forma gráfica 95.)  

.

.

.

.

Transformación del patrón segunda forma.

Con el patrón de la manga tipo número 93 correspondiente a la gráfica número 96 se hará la transformación de la manga fantasía con pinzas en la parte superior. 4

Con el patrón de la manga tipo número 93 correspondiente a la gráfica número 96 se hará la transformación de la manga fantasía con pinzas en la parte superior.

Su realización se hará de la siguiente forma:  

.

.

.

a) Se dibujan las rayas en el sitio indicado para las pinzas sobre el patrón tipo número 3, tal como aparecen en la gráfica número 97; se hará el corte siguiendo la raya dibujada, que­dando preparado el patrón de esta manera, para el corte de la tela. 5

a) Se dibujan las rayas en el sitio indicado para las pinzas sobre el patrón tipo número 3, tal como aparecen en la gráfica número 97; se hará el corte siguiendo la raya dibujada, que­dando preparado el patrón de esta manera para el corte de la tela.  

.

.

.

b) La gráfica número 98 les demuestra la manera de colocar el patrón sobre la tela y dar el vuelo necesario para la pinza, la cual puede ser más o menos larga y honda según se desee. 6

b) La gráfica número 98 les demuestra la manera de colocar el patrón sobre la tela y dar el vuelo necesario para la pinza, la cual puede ser más o menos larga y honda según se desee.

Transformación de la manga, tercera forma (con sus medidas de la talla 46). 

.

.

.

La gráfica correspondiente al nº 99 perte­nece a una manga camisera para llevar puño.7

La gráfica correspondiente al nº 99 perte­nece a una manga camisera para llevar puño. Este se pone más o menos ancho a la medida de la muñeca de forma que quede holgado. Casi siempre el puño está partido por la par­te del codo y su confección consiste a igual que los puños de las camisas de caballero. 

.

.

.

La gráfica nº 100 pertenece a un patrón de manga tipo con pinza a la parte superior y en la parte de detrás esta forma es para cuan­do la moda se presenta muy lisa en las pega­duras de las mangas. 8

La gráfica nº 100 pertenece a un patrón de manga tipo con pinza a la parte superior y en la parte de detrás esta forma es para cuan­do la moda se presenta muy lisa en las pega­duras de las mangas.

.

.

.

La gráfica nº 101 es un patrón tipo prepa­rado para utilizarlo en las transformaciones del japonés y raglán, así como para los abri­gos que llevan costura en el centro. 9

La gráfica nº 101 es un patrón tipo prepa­rado para utilizarlo en las transformaciones del japonés y raglán, así como para los abri­gos que llevan costura en el centro.

La preparación de éstas requiere un cuidado especial y por consiguiente es menester dedi­carles el espacio suficiente para su mayor comprensión.

Una vez cortada una manga, al montarla casi siempre presenta un flojo que según como se coloca, produce mal efecto. Para evitar esta deficiencia en su confección deberán hacer lo siguiente:

La preparación de éstas requiere un cuidado especial y por consiguiente es menester dedi­carles el espacio suficiente para su mayor comprensión. 10

Cortada y afinada la manga, se pasarán dos frunces por su parte superior, solamente en la semicircunferencia, tal como se indica en la gráfica de demostración. (Gráficas números 102 y 103). Una vez cerrada la costura planchada, se pone al planchador tal como está en la grá­fica número 104 y con la punta de la plancha bien calentita se va dando sobre los arrugados hasta que quede embebida toda la tela so­brante. 

.

.

A continuación se busca el centro de la manga, que de antemano se habrá pasado un hilván en el mismo aplomo del hombro en dirección vertical 11

A continuación se busca el centro de la manga, que de antemano se habrá pasado un hilván en el mismo aplomo del hombro en dirección vertical y que al cortar habrán pro­curado que el género de esta parte les haya quedado completamente al recto hilo.

Otro hilván será pasado en dirección hori­zontal de principio de sisa o de escotadura de manga. Si la manga tiene estas dos señales bien centradas y que la dirección del tejido esté completamente recto a ellas, el aplomo de la manga no le será difícil obtener.

En la gráfica de demostración nº 102 verá el número 1 que es el centro del hombro, y el mismo de la manga será el primer alfiler que deberá poner.

El segundo alfiler lo colocarán en la parte de delante, fíjense en el número 2 que apa­rece en la gráfica. El tercer alfiler en la es­palda procurando al colocar estos dos alfile­res últimos, que el hilván horizontal de la manga les quede completamente recto. El flojo que les quedará lo repartirá.

El resto de debajo brazo ya no será difícil, ya que de antemano tendremos la sisa bien afinada.

Si la tela es de lana, no presenta ninguna dificultad el que puedan humedecerla con un chupete, el cual pasarán por encima de los arrugados y luego en la misma forma que apa­rece en dicha gráfica se va encogiendo la tela con la plancha, tanto cuanto sea menester o se desee. En las telas de algodón el embebido resulta más difícil. Entonces puede hacerse una pinza pequeña en el centro de la manga.

Con este procedimiento del planchado se obtiene un redondeado perfecto de mangas y hombros en todas las chaquetas, abrigos y ves­tidos de lana, sin el cual las mangas quedarían deficientes.

Es muy importante el aplomo de las man­gas, por lo que les rogamos que una vez hilva­nadas a la sisa vuelvan a comprobar sobre el maniquí si el aplomo es perfecto. 11

Es muy importante el aplomo de las man­gas, por lo que les rogamos que una vez hilva­nadas a la sisa vuelvan a comprobar sobre el maniquí si el aplomo es perfecto.

A continuación las coserán con la máquina, pero nunca lo hagan por el lado de la sisa, sino que deben hacerlo por el lado de la manga, pues para el flojo de las mangas es necesario que así se haga.

Por los cuatro dibujos de demostración de las gráficas detalladas en la foto siguiente se darán cuenta de cómo se deben preparar las mangas para el cosido.

Si se tiene en cuenta al montar las mangas y al coserlas de dar los cortes necesarios cuan­do las costuras tienen curvas, y luego plancha­das inmediatamente, les quedará perfecta la labor y sobre todo en las mangas que tiene máxima importancia en la confección de las prendas.

Se distingue un traje por las mangas; rara­mente si un traje está bien cortado y la prueba de la manga y planchado es perfecta, un traje puede sentar mal12

Se distingue un traje por las mangas; rara­mente si un traje está bien cortado y la prueba de la manga y planchado es perfecta, un traje puede sentar mal; por consiguiente, pongan la máxima atención en las mismas, y para ello fíjense en las gráficas números. 105, 106, 107 y 108 en la forma que debe de embeberse en la parte superior de las mismas el flojo, cuando la escotadura de la misma tiene que ser en una sisa de chaqueta o abrigo, la cual debe de estar floja y bien redonda.

Artículos relacionados