Quiche de ajos tiernos, setas y bimi

Ultimo domingo del mes y un nuevo asalto, esta vez le ha tocado a mi amiga Mavi, del blog Mandarinas y Miel, un blog chulísimo que estoy segura que a [email protected] nos ha encantado asaltar.
Mavi espero que lo hayas disfrutado y que te guste lo que hemos hecho con tus recetas.
Yo que soy una asaltante empedernida, no me lo podía perder por nada del mundo. Yo me meto muchas veces en tu cocina y seguiré haciéndolo porque me encanta como cocinas.
En gastronomía una quiche es un tipo de tarta salada que proviene de la cocina francesa. Sus ingredientes principales son una preparación de huevos batidos y crema de leche fresca (nata), mezclada con verduras y otros productos cárnicos, con la que se rellena un molde con masa quebrada. La posibilidad de incluir otros alimentos en la elaboración del relleno, permite que haya innumerables recetas.

Ingredientes:

Una lámina de masa brisa
3 manojos de ajos tiernos
200 gr de bimi
200 gr de setas
75 gr de queso brie
75 gr de piñones tostados
2 huevos
200 mililitros de nata
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta negra molida
Preparación:
Quitar los rabos duros del bimi, y cocerlo en agua hirviendo con sal durante 5 minutos. Escurrir y reservar. El bimi es una hortaliza fruto de la unión entre el brócoli y una col oriental llamada kai-lan. Es una verdura 100% comestible desde el tallo al florete. Ha sido reconocida como una superverdura por su alto contenido en nutrientes esenciales.

En una sartén con aceite, rehogar las setas partidas a trocitos pequeños, añadirle los ajos tiernos y sofreír.

Precalentar el horno a 180 grados.

Forrar un molde apto para horno con la pasta brisa, ponerle garbanzos para evitar que suba y meter al horno durante 15 minutos.

Bajar la temperatura del horno a 160 grados.
Quitar los garbanzos del molde.
En un bol, mezclar los huevos batidos, la nata y el queso cortado a trocitos. Salpimentar.

Poner las verduras en el molde extendidas.
Colocar los ramilletes de bimi por encima, regar con la mezcla de huevos y nata y espolvorear los piñones.

Hornear a 160 grados durante 30 minutos aproximadamente, hasta que comprobemos que está cocido.

Artículos relacionados