Receta de costillas de cerdo al ajillo

Muy fácil y con pocos ingredientes, es una de las muchas cualidades de estas receta de costillas al ajillo. Este plato es muy simple ya que con solo unos pocos ajos y vino blanco se consigue unas costillas muy sabrosas.
Para la elaboración ten en cuenta que tienes que utilizar costillas troceadas, por lo que lo ideal es que las trocee el carnicero, cuando las compres, y dile que las corte del mismo tamaño, para que se frían por igual y en el mismo tiempo. Con respecto a los ajos, no hace falta que los peles, ya que con que les hagas un corte en le centro sueltan todo su sabor, y así aguantan mas el calor.
Pues ya no me queda nada mas que decirte, solo que espero que disfrutes de estas costillas tan buenas y sabrosas, así que anímate a preparar esta receta.

 

Cómo ya sabes también puedes ver la elaboración en el vídeo que te dejo a continuación y no olvides visitar mi canal de receta en youtube para ver esta y otras muchas otras recetas tradicionales.

INGREDIENTES
  • 1500 g de costillas de cerdo
  • 8 Dientes de ajo
  • 400 ml de vino blanco
  • Perejil picado
  • 3 Cucharadas de aceite
  • Sal y pimienta al gusto
(4 Personas)

ELABORACIÓN

Pon una cazuela a fuego medio-alto y echa el aceite.
Cuando esté caliente añade las costillas.
Echa un poco de sal y pimienta al gusto.
Fríelas unos 15 minutos hasta que estén dorados.
Haz un corte a los dientes de ajo en el centro, no hace falta que los cortes del todo ni los peles.
Pasados los 15 minutos añade los dientes de ajo y baja el fuego a fuego medio.
Lo sigues sofriendo todo unos 10 minutos más.
Ahora vierte el vino blanco, echa sal al gusto  y lo remueves un poco.
Deja que el vino reduzca unos 10 minutos más a fuego medio.
Recuerda remover de vez en cuando.
Cuando el vino haya reducido echa el perejil picado.
Lo remueves y retira la cazuela del fuego.
Ya lo tienes listo para servir.

Artículos relacionados