Restauración sillón Ikea Poang

En este artículo descubrirás cómo hemos hecho la restauración de un sillón Ikea Poang, el típico sillón de Ikea.

Porque no todo es tirar y comprar, en este artículo puedes ver cómo hemos renovado la madera de este típico sillón de Ikea hasta dejarla como nueva. Y finalmente le hemos cambiado el cojín por uno nuevo de color gris claro.

El resultado es un sillón que prácticamente parece nuevo  y que tiene un aspecto genial, con un distinguido aire nórdico.

Pero, ¡vamos paso a paso!

resultado de la restauración sillón Ikea Poang
Estado final sillón Poang restaurado.

Sillón de Ikea Poang muy deteriorado

El sillón Poang es el típico de Ikea. Ese que tiene el respaldo grande y de madera curvada, con reposabrazos bastante largos y cómodos. El diseño del sillón permite ligeros balanceos, lo que resulta bastante agradable.

Pues bien, este sillón de Ikea lo teníamos en la terraza, prácticamente sin uso. Y es que compramos 2, uno de ellos lo mantuvimos en el salón y el otro lo dejamos en la terraza porque no cabía bien en el salón.

Con el paso del tiempo sucedió lo inevitable en el sillón que dejamos al exterior: nos olvidamos de que lo teníamos ahí y se deterioró muchísimo.

El paso del tiempo y, sobre todo, las inclemencias meteorológicas, le ocasionaron grandes daños. Al fin y al cabo no es un mueble de exteriores.

Cuando nos quisimos dar cuenta el sillón tenía un aspecto lamentable: el cojín, que era de color marrón chocolate, estaba muy deteriorado: había perdido gran parte del color y tenía un aspecto cochambroso.

Las maderas de la estructura tampoco es que estuvieran mucho mejor: la humedad y el agua de lluvia había dañado en gran medida las patas del sillón. Las partes inferiores estaban ennegrecidos e hinchados, incluso con grietas.

Los reposabrazos también tenían mal aspecto. En este caso había sido el sol y la luz la que había dañado el barniz, dejando un color blanquecino bastante feo. Además, uno de los reposabrazos tenía unas manchas de humedad muy feas, con cercos de agua.

El estado era tan malo que en un momento dado pensamos en tirar el sillón.

Pero sin embargo, en un momento de lucidez, se nos ocurrió invertir un poco de tiempo e intentar repararlo.

Sillón Ikea muy deteriorado: humedades, grietas, cojín dañado.

Reparaciones necesarias para una buena restauración

Para hacer una buena restauración debíamos reparar la madera de la estructura y reposabrazos.

Por otra parte estaba la tapicería. En estos sillones de Ikea esta tapicería es desmontable y la denominan cojines.

Pues bien, la parte de la reparación del cojín es algo más sencillo: simplemente se sustituye el cojín viejo por uno nuevo. Además, nos apetecía un cojín clarito, si era posible gris.

¿Cómo reparamos la madera del sillón Ikea Poang?

Los deterioros de la madera eran la pérdida del barniz y la humedad y manchas de agua.

Tampoco se trataba de daños especialmente graves, por lo que el arreglo más adecuado era el lijado. Si hubiésemos tenido problemas muy graves de grietas la reparación hubiese consistido en algo más complejo, algo que seguramente no nos hubiésemos atrevido.

Pero el daño principal era simplemente una grieta en un punto de la pata, porque se había humedecido hasta agrietarse. La grieta tenía una abertura de 1 mm y de 2 cm de largo. En realidad no era grave y además al estar en la pata no era muy visible.

En cuanto al barniz existente en el sillón, este estaba realmente en mal estado. Estaba prácticamente perdido en uno de los reposabrazos, que era el más expuesto al sol. En el resto de las zonas estaba bastante perdido.

Lijado de la madera del sillón

La parte más hard-core de la restauración del sillón Ikea Poang es, sin duda, el lijado. En otros artículos anteriores ya os hemos enseñado cómo lijamos una puerta de madera.

El mueble no es muy grande, por lo que para lijarlo tampoco necesitamos utilizar lijadoras. Además, tiene todo formas curvas, por lo que el uso de una lijadora es dificultoso.

Al final usamos simplemente papel de lija: varios pliegos de distinto grano, y una esponja de lija.

El papel de lija utilizado fue:

  • Grano 40: usado para desbastar aquellas zonas con mayores deterioros. Principalmente la pata con todas las manchas negras de humedad y uno de los reposabrazos con manchas de agua y pérdida total del barniz. Es un tamaño de grano enorme. Estas lijas se usan para desbastar, es decir, para quitar mucho material. Este tamaño de grano no es muy usual, ya que en realidad es tan basto que consigue rayar la madera. Debemos lijar en el sentido de la veta para minimizar esto, pero aún así se raya la madera.
  • Grano 180: Para el resto de la madera del sillón utilizamos este tamaño de lija. Con él se consigue un lijado con suficiente profundidad pero apenas con rayado de la superficie de madera. Aún así debemos seguir las buenas prácticas y lijar en el sentido de la veta de la madera.
  • Grano 240: con este tamaño de grano del papel de lija realizamos un lijado fino. Después de haber lijado con alguno de los otros 2 papeles de lija debemos lijar la superficie con esta lija. Así conseguimos eliminar los rayones que hubiera.

No hemos utilizado granos de lija mayores, aunque sí hubiésemos podido. Si utilizamos estos granos más finos conseguimos un aspecto parecido a un pulido.

lija para restaurar sillón ikea Poang
Papeles de lija de grano grueso: ideales para desbastar, es decir, si necesitas lijar mucho.

Barniz transparente para la madera

Nuestro objetivo en la restauración del sillón Ikea Poang es obtener un sillón con tonalidades más claras y naturales.

La madera que se utiliza en estos sillones es madera de abedul, que es una madera de color claro, ideal para el toque nórdico que queremos darle. Podemos dejar entonces vista esta madera, con su color clarito natural.

Pero si queremos cierta resistencia y durabilidad, no podemos dejar la madera así directamente, sino que debemos protegerla con un barniz.

El barniz que hemos elegido es barniz transparente ultramate. De esta forma la madera parece que está realmente sin tratar.

Dar barniz a una madera es realmente sencillo. Lo primero es quitar el barniz antiguo deteriorado. Y eso ya lo hicimos con nuestro lijado anterior.

Ahora debemos simplemente aplicar el nuevo barniz. Una o varias manos. Nosotros al final solo le hemos dado una mano de barniz, pero se puede aplicar varias, dando un lijado muy fino entre manos.

Lo hemos aplicado con una paletina o brocha de cerdas suave, para permitir una aplicación uniforme que no deja surcos. Al aplicar el barniz el color de la madera se oscurece inicialmente, pero realmente al secar volverá al color más pálido y transparente.

En cuanto a la aplicación, el secreto es aplicarlo de tal forma que no queden gotas en ninguna parte, porque al secarse se quedan muy feos. Para ello debemos aplicar con la brocha no muy cargada, mojando un poco la brocha y aplicando primero en las zonas planas donde la brocha se puede descargar fácilmente. Cuando tenga menos producto se puede aplicar en los bordes y zonas con peligro de formación de gotones.

Al aplicar el barniz tiene inicialmente un color blanquecino, pero una vez seco es completamente transparente.

Nuevo cojín de color gris claro

Realmente la parte dura de la restauración del sillón Ikea Poang ya ha acabado. Ahora toca la parte más sencilla: la tapicería.

Y es que el cojín antiguo era de color marrón chocolate, que pegaba muy bien con la madera barnizada con un color entre marrón claro y naranja. Pero no tiene nada que ver con lo que queremos obtener ahora.

Además el cojín estaba realmente dañado por el sol, que había dejado el color marrón totalmente enblanquecido y con aspecto desastroso.

Al final encontramos una oferta en Ikea realmente fenomenal, con un cojín color gris claro precioso ¡y por sólo 19 euros!

Estos cojines van cogidos únicamente con un velcro en la zona trasera, pro lo que ponerlo es sencillísimo.

Resultado final de la restauración del sillón Ikea Poang: un sillón estilo nórdico

El resultado de nuestra pequeña restauración del sillón de Ikea Poang es muy satisfactorio. El acabado final es en tonos claros: gris claro para la tapicería y madera clara de abedul para la estructura.

Un sillón con un aire nórdico que poco se parece al estilo original.

En cuanto a su ejecución, no es realmente complicada. Únicamente el lijado, que sí que es algo más trabajoso y lleva algo de tiempo. Muy importante en esta parte del lijado es tener suficientes pliegos de papel de lija para hacer el trabajo de forma rápida. También es muy importante adaptar el grano del papel a lo que queramos realizar: si necesitamos lijar mucho, debemos escoger un papel de lija de grano muy grueso: 40 u 80. Al usar estos granos resulta imprescindible luego lijar con un grano de lija más fino (número mayor; 240 en adelante), para hacer desaparecer las rayas.

En cuanto al cojín, más bonito y barato resulta casi imposible.

El resultado nos ha encantado. Probad vosotros y veréis como es una muy buena idea.

¡Hasta la próxima!

El artículo Restauración sillón Ikea Poang ha aparecido en primer lugar en zonahogar.

Ir a la fuente
Author: Celia