Sabías que.- El agua es incolora, inodora e insípida.

El agua es incolora, inodora, e insípida; este líquido a temperatura normal tiene una densidad = 1.

El agua, como el aire, es indispensable para la vida. Se soporta la falta de alimentación durante bastante tiempo, pero ningún ser humano puede, sin arriesgar su vida, pasarse sin beber durante más de cuarenta y ocho horas.

El agua

La contaminación de las aguas por los residuos industriales tiene un elocuente ejemplo en este canal de Molins de Rey (Barcelona).

El hombre, que siempre ha temido a la sed y la sequedad, señala con precisión los lugares del de­sierto donde existe agua. Pero el agua, en gran cantidad, presenta también peligro.

Cada año, inundaciones y tifones provocan desastres y causan numerosas víctimas en el mundo. Por otra parte, el agua sigue siendo el arma más eficaz contra otro gran peligro: los incendios.

A pesar de su sencilla apariencia, el agua es un cuerpo compuesto. Fue Lavoisier el primero que supo que el agua era una combinación de hidró­geno y oxígeno. Su fórmula H20 sig­nifica que está formada por dos áto­mos de hidrógeno y uno de oxígeno.

En las temperaturas que reinan en la mayor parte de la superficie terres­tre, el agua se presenta en estado lí­quido. A más de 1000 C se transforma en un gas incoloro: el vapor de agua. A la inversa, en las temperaturas infe­riores a 0° C, se solidifica y se con­vierte en hielo.

El agua tiene un gran poder disol­vente; es decir, que numerosos cuer­pos (sales, ácidos, cuerpos orgáni­cos) pueden disolverse en ella. Por eso el agua de los ríos y de los océanos contiene siempre cierta cantidad de materias disueltas. Incluso el agua de lluvia, casi tan pura como el agua des­tilada, contiene gases en disolución.

Por sus propiedades químicas, el agua participa en importantes reac­ciones que han hallado aplicaciones industriales. Estas reacciones se ba­san en la posibilidad de separar el hi­drógeno del oxígeno. Algunos cuer­pos (el cloro, por ejemplo) fijan el hi­drógeno y liberan al oxígeno, mientras que otros (carbono, fósforo, etc.) se unen al oxígeno y liberan al hidró­geno.

La vida del agua en movimiento.

El agua 1La ciudad de San Luis, en Estados Unidos, invadida por las aguas en una crecida del Mississippí. Las fuertes lluvias, al aumentar el caudal de los ríos. Pueden provocar inundaciones catastróficas.

El agua es esencial para la vida. Constituye el 70 % del peso del cuer­po en un hombre adulto. Gracias a su poder disolvente hace que los tejidos del organismo absorban mejor los elementos nutritivos.

Por la orina elimina los residuos, y participa en la lucha contra el calor (transpiración, respiración). 

Las plantas recogen el agua en la tierra, con sus raíces (gracias a unos pelos absorbentes). Esta agua, que contiene elementos nutritivos, sube hasta las hojas, donde se evapora. Pero tanto en las plantas como en el cuerpo humano existe una cantidad permanente de agua incorporada a los tejidos.

Si en la biosfera (capa dela Tierraformada por el conjunto de seres vi­vos) el agua ocupa menos volumen que el aire, su peso, en cambio, es infinitamente más importante. Se ha calculado que, extendida sobre la su­perficie dela Tierra, formaría una capa de casi3 000 metrosde espesor (2700 metrospara los océanos y sólo40 cmpara el conjunto de aguas dulces). Esta masa de agua se reca­lienta en la superficie y se evapora.

El vapor sube por la atmósfera y forma las nubes, A esa altura, las nubes ya no son vapor, sino finas gotitas de agua y pequeños granos de hielo. El agua vuelve a caer sobre la tierra en forma de lluvia o de nieve, y retorna al mar por medio de los ríos”.

Esta agua en movimiento consti­tuye la base del fenómeno de la ero­sión: es ella la que modela la super­ficie dela Tierra. Supaso más o me­nos rápido esculpe las montañas, excava los valles y nivela las llanuras. También empapa el suelo en profun­didad y crea las capas subterráneas de agua. En la superficie alimenta a las aguas vivas (ríos y arroyos) y a las aguas quietas (lagos, estanques, mares).

El agua al servicio del hombre.

El agua 2Estación de depuración de aguas residuales. Antes de ser llevadas a un gran río, las aguas ya usadas pasan por unos tanques o depósitos de decantación, donde son eliminados los elementos contaminantes.

El agua, tal como se encuentra en la naturaleza, contiene una gran can­tidad de organismos vivos microscó­picos que, igual que los peces, en­cuentran en ella su alimento. A veces, las impurezas que contiene la hacen impropia para el consumo humano.

El agua potable es límpida, inco­lora, fresca e inodora. Tiene la pro­piedad de cocer las legumbres sin en­durecerlas y de dar, junto con el ja­bón, una espuma sin grumos. Las ins­talaciones de depuración hacen que el agua corriente sea potable, quitán­dole sus impurezas y, sobre todo, sus microbios, Las aguas minerales, ga­seosas o no, provienen de unas capas subterráneas más profundas que las de las fuentes.

El agua es necesaria para muchas cosas: para las actividades de trans­porte (navegación marítima y flu­vial), para la agricultura (riego) y para la industria. Algunas técnicas utilizan su capacidad para absorber el calor: los sistemas de refrigeración por circulación de agua (automóvi­les), los hornos y los refrigeradores de las centrales eléctricas, etc. En el momento de des­pegue de una lanzadera, se vierten enor­mes cantidades de agua sobre la plataforma de lanzamiento para evitar que el intenso calor desprendido pro­voque un incendio. Las nubes de humo que entonces se ven al pie de la lanzadera no son debidas a las llamas de los reactores: son el vapor del agua.

Pero el gran desarrollo industrial y técnico de nuestra época, aunque per­mite aumentar el bienestar de la hu­manidad, también provoca grandes desequilibrios en la naturaleza, Y el agua es una de sus víctimas. La conta­minación del agua proviene princi­palmente de los residuos y subpro­ductos tóxicos de las fábricas, así como de las capas de fuel-oil que vier­ten los petroleros en el mar y pro­vocan las mareas negras.

El agua potable.

El agua 3Botellas de agua mineral. Las aguas termales, que tan a menudo se consumen como aguas de mesa, sólo deberían ser bebidas cuando el médico lo aconseja.

Con un análisis se determina si un agua puede ser consumida por el hombre. Para ello se mide la cantidad de sustancias que contiene (cal, cloro, nitrógeno, materias orgánicas, etc. y se buscan los microbios peligrosos para el organismo humano.

El agua se hace potable con una depuración. Tomada en el río, sufre un tratamiento que la despoja de sus cuerpos grasos; luego es desinfectada con cloro gaseoso. Después de pasar por unos depósitos de decantación, donde se depositan los Iodos, desemboca en unas cubetas de filtración por arena, de las cuales sale límpida, pero impotable todavía. No será potable hasta después de haber sido esterilizada en unas tinas especiales.

El agua pesada.

El agua pesada es un compuesto análogo al agua, pero con mayor densidad (de ahí su nombre). Se emplea como moderador de neutrones en algunas pilas atómicas.

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades