Sabías que el calor es un fenómeno físico

Indispensable para cualquier tipo de vida terrestre, el calor es un fenó­meno cuyos efectos fueron conocidos y estudiados antes de que sus causas fueran determinadas con precisión. En realidad, se ha conseguido diluci­dar este misterio desde hace poco, gracias al desarrollo de la técnica.El calor es un fenómeno físico que se traduce por una elevación de la temperatura.

Indispensable para cualquier tipo de vida terrestre, el calor es un fenó­meno cuyos efectos fueron conocidos y estudiados antes de que sus causas fueran determinadas con precisión. En realidad, se ha conseguido diluci­dar este misterio desde hace poco, gracias al desarrollo de la técnica.

La energía de las moléculas.

Todos los cuerpos, incluso aque­llos que parecen más inertes, son sede de una actividad intensa, ya que to­dos, gases, líquidos o sólidos, están formados por un conjunto de partícu­las invisibles (átomos o molécu­las) cuyo movimiento es incesante. El calor no es otra cosa que el reflejo de esta actividad: si el movimiento se acelera, el cuerpo se calienta: si el movimiento disminuye, el cuerpo se enfría. La aceleración está produ­cida por una aportación de energía: compresión (hinchado de un neumá­tico), descarga eléctrica (bujía de un automóvil), reacción química (com­bustión), etc. La disminución se debe a una pérdida de energía: cuando el gas carbónico se expande bruscamen­te, se enfría de tal modo que se soli­difica en forma de «nieve carbónica».

El horno solar de Odeillo, en los Pirineos franceses, puesto en funcionamiento en 1968. Con su espejo parabólico de 2.500 m², es el más potente del mundo.El horno solar de Odeillo, en los Pirineos franceses, puesto en funcionamiento en 1968. Con su espejo parabólico de 2.500 m², es el más potente del mundo.
Estos tipos de horno se han construido para captar la enorme cantidad de energía emitida por el Sol.

De lo más caliente a lo más frío.

Un movimiento que puede acele­rarse siempre, no tiene, teóricamente, un límite en la temperatura que puede alcanzar: cuando estalla una bomba atómica se sobrepasan ampliamente los 100 millones de grados. En cam­bio, un movimiento no puede ser dis­minuido eternamente. La inmoviliza­ción total de las partículas correspon­dería a lo que se denomina el cero ab­soluto, o sea -273,16º C. Todos los cuerpos se congelarían a una tempera­tura que, de hecho, no se alcanza nun­ca. Incluso en el gran vacío que sepa­ra las estrellas, el frío no desciende por debajo de los -270° C.

Junturas de dilatación de raíles.  Este dispositivo estaba previsto para compensar las variaciones de longitud de los antiguos raíles bajo la acción del calor.Junturas de dilatación de raíles.
Este dispositivo estaba previsto para compensar las variaciones de longitud de los antiguos raíles bajo la acción del calor.

La dilatación.

Durante siglos, uno de los efectos del calor que más excitó la curiosidad de los sabios fue la dilatación: cuando se calienta un gas, un líquido o un só­lido, este cuerpo aumenta de volu­men. A partir de este principio, en el siglo XVII se inventó el termómetro, que transforma los cambios de tempe­ratura en diferencias de longitud fá­cilmente mensurables. Si se calienta un líquido encerrado en un recipiente del que parte un tubo extraordinaria­mente delgado y en el cual se ha he­cho el vacío, este líquido se dilata y sube por el tubo. Pero es indispensa­ble que no hierva con el calor ni se hiele con los primeros fríos. Para pa­liar tales inconvenientes, Fahrenheit tuvo la idea, en el siglo XVIII, de uti­lizar el mercurio, que se solidifica a -38,8° C y hierve a + 357° C. Sin em­bargo, para temperaturas medias se utiliza alcohol coloreado.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades