Sabías que el capitalismo es la búsqueda de beneficios

El capitalismo está ligado a la re­volución industrial del siglo XIX, con la aparición de las primeras fábricas, primero en Gran Bretaña, y después en Alemania, Francia y España. En algunos sectores de la producción, como por ejemplo el textil, el trabajo manual fue sustituido por la máquina, y el artesano, completamente arruina­do, tuvo que desaparecer o convertir­se en obrero.El capitalismo es el sistema económico fundado en el principio de la libre empresa y de la búsqueda de beneficios.

El capitalismo está ligado a la re­volución industrial del siglo XIX, con la aparición de las primeras fábricas, primero en Gran Bretaña, y después en Alemania, Francia y España. En algunos sectores de la producción, como por ejemplo el textil, el trabajo manual fue sustituido por la máquina, y el artesano, completamente arruina­do, tuvo que desaparecer o convertir­se en obrero.

Capitalismo y socialismo.

La economía capitalista se carac­teriza por la importancia primordial del capital en la organización del co­mercio y de la industria, y por la bús­queda del beneficio.

El capital es el dinero depositado en la banca y que produce intereses. En términos más generales, también for­man parte del capital todos aquellos bienes que contribuyen a producir al­guna cosa; por ejemplo, la tierra, las fábricas y los servicios (agencias, ban­cos, etc.).

El beneficio es la ganancia neta obtenida de la explotación de dicho capital.

El «corro» de la Bolsa, donde los agentes de cambio negocian los valores cuyas cotizaciones (precios de compra y venta) están indicadas en el tablero central. La cotización de los valores cambia cada día en función de la oferta y la demanda. En los países capitalistas, la Bolsa de valores tiene una importancia considerable, ya que permite a las empresas industriales y comerciales encontrar los capitales necesarios para su funcionamiento. Las Bolsas principales son las de Nueva York.El «corro» de la Bolsa, donde los agentes de cambio negocian los valores cuyas cotizaciones (precios de compra y venta) están indicadas en el tablero central.
La cotización de los valores cambia cada día en función de la oferta y la demanda.
En los países capitalistas, la Bolsa de valores tiene una importancia considerable, ya que permite a las empresas industriales y comerciales encontrar los capitales necesarios para su funcionamiento.
Las Bolsas principales son las de Nueva York.

En un Estado capitalista, cualquier individuo puede crear una empresa y los medios de producción no pertene­cen al conjunto de aquellos que traba­jan para producir, sino a un número restringido de individuos, aislados o agrupados en sociedades de las que son accionistas.

Este sector, donde predomina la li­bre empresa, se denomina «priva­do», en contraposición al sector «pú­blico», que se encuentra en manos del Estado.

En un sistema socialista, en cambio, el Estado es el propietario de todos los medios de producción y todo per­tenece al sector público.

Actualmente, si se excluyen los paí­ses del tercer mundo llamados «no alineados», se distinguen esquemáti­camente dos bloques: los Estados capitalistas (Europa occidental, América y Japón) y los Estados socialistas (Rusia, Europa central, China y Cuba).

De hecho, estos dos tipos de econo­mía no son absolutamente contradic­torios, porque ni el uno ni el otro exis­ten en estado puro y a menudo se en­cuentran asociados en el seno de los Estados modernos, ya que, por ejem­plo, una nación capitalista puede com­prender un sector nacionalizado y la libre empresa está, a veces, frenada para proteger al consumidor. Final­mente, las leyes sociales inspiradas por las teorías socialistas (reducción de las horas de trabajo, vacaciones pa­gadas, jubilaciones, etc.), que tienden a defender a los trabajadores, están cada vez más extendidas por todos los países del mundo.

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (687 artículos)
trucos y manualidades