Sabías que el caracol es un molusco gasterópodo

Los gasterópodos son moluscos terrestres (caracoles, babosas) o acuá­ticos (lapas, bígaros) que se desplazan arrastrándose sobre un pie alargado y musculoso. La mayor parte de ellos llevan en la espalda una concha que les sirve de refugio.El caracol es un molusco gasterópodo y tiene una concha en espiral.

Los gasterópodos son moluscos terrestres (caracoles, babosas) o acuá­ticos (lapas, bígaros) que se desplazan arrastrándose sobre un pie alargado y musculoso.

La mayor parte de ellos llevan en la espalda una concha que les sirve de refugio.

Uno de los más apreciados como alimento es el cara­col de Borgoña, cuya concha, enro­llada en espiral hacia el lado derecho, mide de 3 a 4 centímetros de diáme­tro.

El caracol llamado de Borgoña es la mayor especie comestible y constituye una especialidad de la gastronomía francesa.El caracol llamado de Borgoña es la mayor especie comestible y constituye una especialidad de la gastronomía francesa.

El caracol segrega un líquido pe­gajoso, el moco (la «baba»), que favo­rece sus desplazamientos y le hace dejar tras de sí un rastro brillante.

 Su cabeza está provista de cuatro ten­táculos (los «cuernos»): los dos de abajo, más cortos, son los órganos del tacto; los dos de arriba, más lar­gos, terminan con un punto negro: el ojo.

El caracol teme al sol, porque de­seca su organismo, y sale cuando hay lluvia. Devora las hojas desmenuzán­dolas con una larga lengua rasposa: la rádula. Respira por un pulmón que se abre a ras de la concha, en el lado derecho, a pocos milímetros de otro orificio, que es el ano.

El caracol teme al sol, porque de­seca su organismo, y sale cuando hay lluvia. Devora las hojas desmenuzán­dolas con una larga lengua rasposa: la rádula. Respira por un pulmón que se abre a ras de la concha, en el lado derecho, a pocos milímetros de otro orificio, que es el ano.La concha y los órganos del caracol.

Puede aparear­se con cualquiera de sus congéneres, ya que es hermafrodita, es decir, a la vez macho y hembra. Pone sus huevos hundiendo su cabeza en un agujero del suelo: los huevos salen por un pe­queño orificio situado en la parte de­recha de la cabeza del molusco.

Al cabo de diez a treinta días, la eclo­sión produce un centenar de peque­ños caracoles formados.

A finales del verano, el caracol se oculta en un muro o en un tronco vie­jo, se mete en su concha, cuyo orifi­cio cierra con saliva seca, e hiberna hasta la primavera siguiente.

Acerca de richar3000 (687 artículos)
trucos y manualidades