Sabías que el cerdo es del orden de los ungulados

El cerdo es un animal macizo, de prolongado hocico y con unos cani­nos, muy desarrollados en los machos (verracos), que constituyen unas po­derosas defensas. Su piel, guarneci­da de pelos ralos (las cerdas), recu­bre una gran capa de grasa. Su peso varía, según las especies, entre 200 y 650 kilogramos. La hembra pare de una sola vez unas veinte crías.El cerdo y los porcinos son mamíferos domésticos, del orden de los ungulados, y pertenecen al grupo de los porcinos.

El cerdo es un animal macizo, de prolongado hocico y con unos cani­nos, muy desarrollados en los machos (verracos), que constituyen unas po­derosas defensas. Su piel, guarneci­da de pelos ralos (las cerdas), recu­bre una gran capa de grasa. Su peso varía, según las especies, entre 200 y 650 kilogramos. La hembra pare de una sola vez unas veinte crías.

En Europa, entre la mayor parte de las familias campesinas se ha extendi­do la costumbre de criar por lo menos un cerdo, que se va cebando en la por­queriza y que se mata poco antes de Navidad: así, su carne, transformada en charcutería (jamón, salchichas, manteca, etc.), puede comerse du­rante todo el resto del año.En Europa, entre la mayor parte de las familias campesinas se ha extendi­do la costumbre de criar por lo menos un cerdo, que se va cebando en la por­queriza y que se mata poco antes de Navidad: así, su carne, transformada en charcutería (jamón, salchichas, manteca, etc.), puede comerse du­rante todo el resto del año. La san­gre y las tripas tampoco se tiran: sir­ven; respectivamente, para preparar la morcilla y la envoltura de los embu­tidos.

Aunque la cría del cerdo esté hoy prácticamente industrializada, esa costumbre campesina subsiste aún en muchísimas regiones.

Cerda con sus cochinillos. Desde el VII milenio, primero en Asia y luego en Europa, el hombre aprendió a domesticar al cerdo salvaje. En la Edad Media erraban casi libres por los campos y por las ciudades en busca de detritus con que alimentarse.

En los bosques de Europa sigue abundando otro porcino: el jabalí o cerdo salvaje. Este poderoso animal, de pelaje oscuro e hirsuto, posee una cabeza en forma piramidal y unas temibles defensas. Puede pesar hasta 300 kilogramos.Furiosos combates.

En los bosques de Europa sigue abundando otro porcino: el jabalí o cerdo salvaje. Este poderoso animal, de pelaje oscuro e hirsuto, posee una cabeza en forma piramidal y unas temibles defensas. Puede pesar hasta 300 kilogramos.

Las hembras (jabalinas) paren de 10 a 14 jabatos, a los que, cuando es preciso, defienden con valentía y ferocidad. En la época de celo los machos libran furiosos combates. Los que resultan vencidos deben abando­nar el grupo (piara): son los «Soli­tarios», considerados muy peligrosos.

De día, el jabalí se organiza una especie de nido fangoso (la cama) del que sale por la noche para buscarse alimento (bellotas, raíces), devastando a veces los campos de trigo o de pa­tatas.

El jabalí es un animal muy persegui­do en el Viejo Mundo, donde cons­tituye un deporte favorito de caza (montería), que puede hacerse por acecho, ojeo o acoso.

En África viven el facoquero o jabalí verrucoso, con la cabeza llena de verrugas; el potamoquero de pelaje rojo vivo, y el hiloquero, que mide ¡2 metros de largo! En las islas Célebes vive el babirusa, cuyas defensas están curvadas hacia atrás.Otros porcinos.

En África viven el facoquero o jabalí verrucoso, con la cabeza llena de verrugas; el potamoquero de pelaje rojo vivo, y el hiloquero, que mide ¡2 metros de largo! En las islas Célebes vive el babirusa, cuyas defensas están curvadas hacia atrás.

Por último, América tropical es el dominio de los pécari, pequeños cerdos salvajes que viven en manadas. En los ríos africanos se baña el hipopótamo, el más pesado de los porcinos (hasta 4 toneladas).

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (687 artículos)
<p>trucos y manualidades</p>