Sabías que el circo es el espectáculo más antiguo del mundo

Entrar en un circo, lo mismo si es un edificio construido con pie­dra que si se trata de una carpa de lona alzada sobre una explanada, es descubrir el espectáculo más antiguo del mundo. En realidad, el circo es simplemente un espacio circular donde hay unos individuos que realizan proezas extraordinarias, por las que son observados y aplaudidos.El circo es un recinto circular donde se ofrecen espectáculos ecuestres y acrobáticos. Del latín circus, círculo.

Entrar en un circo, lo mismo si es un edificio construido con pie­dra que si se trata de una carpa de lona alzada sobre una explanada, es descubrir el espectáculo más antiguo del mundo. En realidad, el circo es simplemente un espacio circular donde hay unos individuos que realizan proezas extraordinarias, por las que son observados y aplaudidos. Su origen se remonta al día en que un hombre asombró a los transeúntes con sus habilidades y los incitó a colocarse en círculo en torno suyo para que le admirasen.

Los griegos, y después los ro­manos, dieron grandes dimensiones a sus circos (el Circus Maximus de Roma podía contener 150.000 per­sonas), pero sus espectáculos solían estar degradados por la crueldad de los combates de los gladiadores y por la sangre de los animales muertos de la manera más salvaje.De los gladiadores a los jinetes.

Los griegos, y después los ro­manos, dieron grandes dimensiones a sus circos (el Circus Maximus de Roma podía contener 150.000 per­sonas), pero sus espectáculos solían estar degradados por la crueldad de los combates de los gladiadores y por la sangre de los animales muertos de la manera más salvaje. Después de la caída del Imperio Romano, las repre­sentaciones de circo fueron olvidadas durante siglos, pero saltimbanquis, bufones, funámbulos y domadores aseguraron, en ferias y fiestas, la vi­talidad de los ejercicios de habilidad y de fuerza.

En el siglo XVIII se impuso en In­glaterra el circo, tal como nosotros lo conocemos, gracias a un jinete llama­do Astley, que tuvo la idea de mostrar en público los ejercicios que hasta en­tonces sólo se habían ejecutado en el patio de los cuarteles. Después cobró forma en Francia, en 1783, gracias al mismo Astley, y sobre todo, a un artis­ta, Antonio Franconi, que rodeó a los juegos ecuestres de otras atracciones con el fin de componer auténticos pro­gramas.

El sentido del espectáculo.

Antonio Franconi tuvo varios des­cendientes que, de generación en ge­neración, añadieron a los números de circo descubrimientos y ritos que pronto serían tradicionales. Las evoluciones ecuestres perdieron su rigor militar para no conservar más que la ostentación; las pruebas de fuerza se ornamentaron; las payasadas se perfi­laron para dar paso a los « clowns », y el espíritu se asoció a los músculos. El circo se convirtió en un arte gra­cias a una constante superación de la presentación, de la orquestación y del trabajo bien hecho.

Pero uno de los encantos del circo es que, más allá de toda la prepara­ción -es decir, el entrenamiento, los ensayos que convierten un ejercicio difícil en un número cuya ejecución parece fácil, el espectáculo conser­va un carácter natural y humano. La proximidad del público en torno a la pista impide cualquier tipo de enga­ño, y la amazona, el domador, el pa­yaso, el trapecista, el alambrista y to­dos los acróbatas deben demostrar -como si lo hicieran por primera vez- su fuerza, su habilidad, su agili­dad y sus dotes cómicas.

Cartel que representa al inglés Foottit. A finales del siglo XIX, formaba, junto a su compañero el cubano Chocolat, una pareja de payasos muy popular en París.Cartel que representa al inglés Foottit. A finales del siglo XIX, formaba, junto a su compañero el cubano Chocolat, una pareja de payasos muy popular en París.

Los «clowns».

Con su aspecto ridículo y su torpeza, los «clowns» recuerdan a un campesino palurdo y malicioso; de ahí proviene su nombre, que en inglés significa «campesino». El «clown» blanco y serio, con su traje de lentejuelas, da la réplica al «augusto», el tonto. Acróbatas, músicos y comediantes, los «clowns» son los personajes más típicos del circo.

En España, los más célebres han sido Pompoff y Teddy, Ramper y el extraordinario Charlie Rivel. Otros payasos famosos han sido Grock, los Fratellini y Zavatta.

Con una habilidad extraordinaria, esta graciosa amazona esboza un paso de baile sobre el lomo de un caballo lanzado a galope alrededor de la pista.  Una música viva y garbosa acompaña su hazaña. Acróbatas y payasos adornan el número con sus cabriolas. Pintura de Seurat. El circo (1891). Museo del Louvre de París.Con una habilidad extraordinaria, esta graciosa amazona esboza un paso de baile sobre el lomo de un caballo lanzado a galope alrededor de la pista.
Una música viva y garbosa acompaña su hazaña. Acróbatas y payasos adornan el número con sus cabriolas. Pintura de Seurat. 
El circo (1891). Museo del Louvre de París.

Los trashumantes.

Los artistas de circo son trashu­mantes: vienen de cualquier parte y van a cualquier parte. Cuando se de­tienen en algún lugar, sus caravanas, sus trajes brillantes y las jaulas de las fieras proporcionan un ambiente su­gestivo y exótico. Es asombrosa la ra­pidez con que los operarios montan la lona o carpa, preparan los asientos y dejan todo dispuesto para la primera función. ¡El espectáculo va a comen­zar!

El circo se basa en parte en la noción de peligro afrontado y superado. Cuanto más peligroso es el número, más satisfecho se muestra el público. Esto explica el éxito constante de los «saltos mortales» y de los ejercicios en la cuerda floja, así como de las escenas de la jaula de las fieras, en las que el domador puede resultar herido.Los acróbatas.

Los acróbatas «de tierra» son saltadores, atletas, contorsionistas, equilibristas, ciclistas, patinadores, malabaristas, etcétera.

Los acróbatas «aéreos» son funámbulos, trapecistas o barristas.

Desafiar el peligro.

El circo se basa en parte en la noción de peligro afrontado y superado. Cuanto más peligroso es el número, más satisfecho se muestra el público.

Esto explica el éxito constante de los «saltos mortales» y de los ejercicios en la cuerda floja, así como de las escenas de la jaula de las fieras, en las que el domador puede resultar herido. Cuando los artistas se arriesgan demasiado, se les imponen medidas de seguridad (red, cable de acero fijado a la cintura en los acróbatas).

Las fieras, obedeciendo al látigo y a la voz de su domador, se sientan sobre sus patas posteriores.  Este movimiento, que nunca ejecutan espontáneamente (al revés que los osos, por ejemplo}, les ha sido enseñado durante su entrenamiento.Las fieras, obedeciendo al látigo y a la voz de su domador, se sientan sobre sus patas posteriores.
Este movimiento, que nunca ejecutan espontáneamente (al revés que los osos, por ejemplo), les ha sido enseñado durante su entrenamiento.

La «ménagerie».

La «ménagerie» de un circo es, a la vez, un establo y un zoo. Comprende animales domésticos y salvajes (monos, perros, focas, elefantes, caballos, etc.) a los que los domadores han enseñado diversos trucos de entrenamiento, y las fieras (leones, tigres, osos y panteras), que hacen trabajar con mayor peligro a los domadores.

Elefantes cerca de una carpa. Si creemos a los autores clásicos, como Séneca y Suetonio, los romanos ya sabían hacer andar a los elefantes sobre una cuerda.Elefantes cerca de una carpa. Si creemos a los autores clásicos, como Séneca y Suetonio, los romanos ya sabían hacer andar a los elefantes sobre una cuerda.

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (687 artículos)
trucos y manualidades