Sabías que el grabado es el arte de trazar figuras 

El grabado. Técnica y arte de trazar figuras o caracteres sobre madera, metal o piedra, y de imprimirlos sobre papel.

«Le Bois Protat», realizado en el siglo XIV es el grabado más antiguo con la técnica de la talla en madera al hilo. Impr. Protat, Mâcon, Francia.«Le Bois Protat», realizado en el siglo XIV es el grabado más antiguo con la técnica de la talla en madera al hilo. Impr. Protat, Mâcon, Francia.

La madera constituye el primer material del grabador. Cortada en el sentido longitudinal del tronco, la plancha para grabar sólo permite un dibujo simple, por lo general de tra­zos gruesos. Sobre esta superficie, más o menos rugosa, los elementos que se quieren conservar se definen en negro y se delimitan mediante la incisión de su contorno con una cu­chilla. Seguidamente se quitan los blancos con la gubia (formón de me­dia caña delgado) y el escoplo, con lo cual se obtiene un grabado en re­lieve. Esta técnica en madera al hilo alcanzó su apogeo con las obras de Durero.

El grabado en madera a contrahílo se sirve de planchas formadas por pe­queños bloques de madera (boj prin­cipalmente), cuadrados o rectangu­lares, ensamblados o encolados en la prensa. Esta superficie lisa, apta para hacer incisiones en cualquier sentido, se trabaja con la ayuda de buriles de diferentes secciones (buril chaple en forma de escoplo, buril chaple redon­do, etc.).

La madera de contrahílo ofrece al grabador la posibilidad de expresar las menores sutilezas del dibujo en toda la gama de matices (del gris te­nue al negro absoluto). Esta clase de grabado, hoy desbancado por los pro­cedimientos fotomecánicos, fue, prin­cipalmente en el siglo XIX, la espe­cialidad de los grabadores más vir­tuosos.

Actualmente, el linóleo grueso se trabaja siguiendo la misma técnica, con la cuchilla y la gubia.

El sitio de La Rochelle, de Jacques Callot (1592-1635).  Grabador y dibujante francés, Callot aprendió muy joven la técnica del buril; y, después, la del aguafuerte, en Italia. Su obra (más de 1.400 piezas entre las que se cuentan las célebres Miserias y desgracias de la guerra) destaca por la precisión del grabado, por el contraste muy acentuado entre sombras y luces, por la simplicidad y, también, por una enorme imaginación. Es el inventor del barniz duro, adoptado después por todos los grabadores al aguafuerte.El sitio de La Rochelle, de Jacques Callot (1592-1635).
Grabador y dibujante francés, Callot aprendió muy joven la técnica del buril; y, después, la del aguafuerte, en Italia.
Su obra (más de 1.400 piezas entre las que se cuentan las célebres Miserias y desgracias de la guerra) destaca por la precisión del grabado, por el contraste muy acentuado entre sombras y luces, por la simplicidad y, también, por una enorme imaginación.
Es el inventor del barniz duro, adoptado después por todos los grabadores al aguafuerte.

Grabado sobre metal.

El grabado sobre metal se practica en hueco, a la inversa del que se rea­liza sobre madera, que es en relieve. Se usa principalmente el cobre, pero también se emplean el acero, el cinc y el latón.

El útil empleado es lo que distingue ante todo a los grabadores sobre me­tal: Durero y el italiano Mantegna fueron los maestros del buril; Rem­brandt sobresalió en la punta seca, mientras que el raspador (instrumen­to ancho erizado de puntas) es la marca de la escuela inglesa del si­glo XVIII.

El grabado al aguafuerte data del siglo XVI. Las placas de cobre, recu­biertas de barniz, se graban con una punta de acero y se sumergen en un baño de ácido que ataca el metal en las partes en que la punta ha elimi­nado el barniz.

Más fácil que el grabado al buril, pero igual de fiel, el aguafuerte ha atraído a numerosos pintores que lo han utilizado como un medio secun­dario de expresión,

Caballo (1.911}, grabado en madera de Raoul Dufy para el bestiario o cortejo de Orfeo de Apollinaire. Dufy contribuyó a resucitar el género del grabado a principios siglo XX, especialmente para ilustrar ediciones de lujo.Caballo (1.911}, grabado en madera de Raoul Dufy para el bestiario o cortejo de Orfeo de Apollinaire. Dufy contribuyó a resucitar el género del grabado a principios siglo XX, especialmente para ilustrar ediciones de lujo.

La estampa.

La estampa nació de la necesidad de reproducir obras de arte en múlti­pies ejemplares: los monjes cristianos buscaron la manera de hacer por­tátiles las imágenes que adornaban los muros de las iglesias. Reunidos en álbumes de manera que formaran historias, estos grabados de los predi­cadores ambulantes precedieron a los primeros libros impresos por Gu­tenberg”.

La reproducción de estampas cobra extensión a fines del siglo XIV, al ser el papel mucho menos caro que el pergamino, y se convierte en el proce­dimiento de multiplicación corriente de la imagen.

Utilizado a menudo por artistas que querían «tirar» varios ejemplares de sus obras, el arte de la estampa ha sido practicado por grandes grabado­res, pero también por simples repro­ductores de creaciones preexistentes y por hábiles ilustradores de libros y de obras diversas.

Este grabado de reproducción ha sido sustituido hoy por la fotogra­fía. En cambio el grabado original, convertido en una de las formas de expresión de los pintores modernos, ha incrementado su influencia. Aun­que diversificados, sus procedimien­tos son complejos (en particular, a causa de la interferencia con otras técnicas, como el fotograbado), y los nuevos materiales (materias plás­ticas) han venido a enriquecer la gama de la estampa en relieve.

Una de las catorce Prisiones del grabador italiano Piranesi (1.720-1.778).  En estos aguafuertes, inspirados en decorados teatrales, se patentiza el soplo de una imaginación desenfrenada. Bibl. Nac., París.Una de las catorce Prisiones del grabador italiano Piranesi (1.720-1.778).
En estos aguafuertes, inspirados en decorados teatrales, se patentiza el soplo de una imaginación desenfrenada. Bibl. Nac., París.

La litografía.

Descubierta por el alemán Senefelder (1771-1834).

La litografía permite la impresión de la imagen con ayuda de una superficie sin relieves ni huecos. Para esto se utiliza una piedra caliza de grano muy fino, sobre la que el artista dibuja con un lápiz muy graso o con la pluma y el pincel mojados en tinta. La litografía (que también puede realizarse en colores) no precisa de un aprendizaje particular del grabador.

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (687 artículos)
trucos y manualidades