Sabías que la gravedad es la atracción de objetos por la Tierra

Los objetos caen, en principio a la misma velocidad, sean grandes o pequeños, pesados o ligeros. Deci­mos «en principio» porque el aire ejerce una acción de frenado que es tanto más importante cuanto mayor es la superficie del objeto (este efecto se utiliza en el paracaídas, que permi­te descender a 25 kilómetros por hora en lugar de caer a 190 kilómetros por hora).La gravedad es el fenómeno dé atracción de los objetos por la Tierra.

 En 1666, según la leyenda, una manzana que cayó delante de sir Isaac Newton hizo que éste descu­briera la noción de gravedad, de la que dedujo las leyes de la atracción (o gravitación) universal: todos los cuerpos se atraen recíprocamente. Así, la atracción de la Luna sobre las aguas de los océanos provoca las ma­reas, Un cuerpo que cae a lo largo de un acantilado es imperceptiblemente desviado hacia éste.

Una aceleración.

Los objetos caen, en principio a la misma velocidad, sean grandes o pequeños, pesados o ligeros. Deci­mos «en principio» porque el aire ejerce una acción de frenado que es tanto más importante cuanto mayor es la superficie del objeto (este efecto se utiliza en el paracaídas, que permi­te descender a 25 kilómetros por hora en lugar de caer a 190 kilómetros por hora).

La aceleración de la caída causa­da por la gravedad se designa por la le­tra g. Los científicos la han medido con precisión: varía ligeramente en función de la altitud y de la latitud. En París, g = 9,808 m/s2.

Las fortísimas aceleraciones que experimentan los aviadores o los cos­monautas se miden en número de veces la aceleración de la gravedad, o sea, en número de R. Inversamente, las tripulaciones, en un avión que desciende con rapidez o en un saté­lite, pueden encontrarse en estado de ingravidez, o ausencia de gravedad (g es entonces igual a cero), que los hace flotar como peces en el agua y que actúa tanto sobre los sentidos como en el funcionamiento del orga­nismo. La ingravidez.

Las fortísimas aceleraciones que experimentan los aviadores o los cos­monautas se miden en número de veces la aceleración de la gravedad, o sea, en número de R. Inversamente, las tripulaciones, en un avión que desciende con rapidez o en un saté­lite, pueden encontrarse en estado de ingravidez, o ausencia de gravedad (g es entonces igual a cero), que los hace flotar como peces en el agua y que actúa tanto sobre los sentidos como en el funcionamiento del orga­nismo. Los astronautas norteameri­canos pudieron comprobar en la Luna que la gravedad del satélite es seis ve­ces inferior a la de la Tierra.

La gravimetría.

La intensidad del campo de gravedad (del latín gravitas, pesadez) terrestre presenta variaciones, muy débiles, según la forma en que están distribuidas las masas rocosas.

El estudio de estas variaciones, la gravimetría, permite descubrir la presencia de minerales o de petróleo.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades