Sabías que las bromas son burlas sin malicia

Las bromas son burlas sin malicia, encaminadas a sorprender, impresionar o desconcertar.

Bromas en las calles de París -la calle de San Antonio- en el siglo XVII. Los barrios populares fueron durante mucho tiempo los lugares predilectos para improvisar bromas, sin que una determinada fiesta las motivase.  Los nobles y los ricos comerciantes que osaban aventurarse por esos miserables barrios, eran las principales víctimas.Bromas en las calles de París -la calle de San Antonio- en el siglo XVII. Los barrios populares fueron durante mucho tiempo los lugares predilectos para improvisar bromas, sin que una determinada fiesta las motivase.
Los nobles y los ricos comerciantes que osaban aventurarse por esos miserables barrios, eran las principales víctimas.

Dentro de lo cómico, la broma ocupa un lugar muy especial, pues consiste en provocar la risa a expensas de una víctima, en sorprenderla y provocarle una emoción violenta, como el miedo o la repulsión. A pe­sar de ello, la broma está exenta de malicia y sus consecuencias son ino­fensivas. Lo que pretende el bromista es simplemente reírse de su víctima, hacerle, como suele decirse, «una broma».

El bromista, que desarrolla todo su ingenio en la creación del engaño, experimenta un intenso sentimiento de júbilo, a la vez que desencadena ese fenómeno tan particular que es la risa. El placer derivado de la broma es más bien personal: de ahí que la presencia de un público no sea en modo alguno indispensable (incluso en ocasiones puede resultar moles­ta). No obstante, por su calidad de juez o de cómplice, el público puede aportar a la broma una dimensión más espectacular.El bromista, que desarrolla todo su ingenio en la creación del engaño, experimenta un intenso sentimiento de júbilo, a la vez que desencadena ese fenómeno tan particular que es la risa. El placer derivado de la broma es más bien personal: de ahí que la presencia de un público no sea en modo alguno indispensable (incluso en ocasiones puede resultar moles­ta). No obstante, por su calidad de juez o de cómplice, el público puede aportar a la broma una dimensión más espectacular.

Un arsenal de risa.

Existe una amplia gama de bromas y trampas. Algunas de ellas van diri­gidas a los sentidos: por ejemplo, al oído (cohetes, petardos, objetos que producen ruido); al olfato (polvos picapica, bombas fétidas); al tacto (fluido glacial, objetos que pinchan, vibradores, sustancias pegajosas); al gusto (dulces con sabor a jabón o a pimienta, bombones salados).

Ciertas bromas explotan nuestras cualidades y nuestros defectos: la gula (falsos alimentos, falsos cigarrillos, falsas etiquetas sobre las botellas, ani­males repugnantes: gusanos, arañas, moscas, cucarachas); la curiosidad (cajas de sorpresa, muñecos que apa­recen al accionar un resorte); la tor­peza (objetos rotos o doblados, per­chas de goma, cucharas que se do­blan); el sentido de la limpieza (va­so sin fondo, salero que derrama todo su contenido, jabón ennegrecedor o enrojecedor, aparatos que arrojan chorros de agua, falsas manchas, fal­sas heridas).

Con frecuencia, la víctima juzgará el chasco de que ha sido objeto sin ex­cesivo rigor, con benevolencia. Y es que la broma deja a un lado la cues­tión del buen gusto. No debería haber bromas de mal gusto.

Vitrina de un almacén de bromas y trampas. Tiendas especializadas ofrecen al aficionado un material presto para ser utilizado y cuya eficacia -a veces explosiva- está teóricamente garantizada.  Cuando se trata de hacer bromas fáciles, la confección de los objetos por uno mismo resulta sencilla.Vitrina de un almacén de bromas y trampas. Tiendas especializadas ofrecen al aficionado un material presto para ser utilizado y cuya eficacia -a veces explosiva- está teóricamente garantizada.
Cuando se trata de hacer bromas fáciles, la confección de los objetos por uno mismo resulta sencilla.

Carta de naturaleza.

La broma tiene en España su fiesta legal: el 28 de diciembre, día de los Santos Inocentes. Francia posee su instituto, fundado en 1962 por la Asociación francesa para el estudio y la experimentación de bromas y trampas, e incluso su museo: un departamento del Museo de las Artes y Tradiciones populares.

 

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades