Sabías que las fracturas son roturas violentas

Una fractura está causada, generalmente, por lo que se denomina un traumatismo violento: choque, golpe, caída, aplastamiento, torsión brusca, etc. Suele afectar a los miembros, pero también a las costillas, al cráneo, a la nariz, a la pelvis, etcétera.Las fracturas son roturas violentas de un hueso o de un cartílago duro.

Una fractura está causada, generalmente, por lo que se denomina un traumatismo violento: choque, golpe, caída, aplastamiento, torsión brusca, etc. Suele afectar a los miembros, pero también a las costillas, al cráneo, a la nariz, a la pelvis, etcétera.

Es completa cuando el hueso está cla­ramente roto en dos fragmentos dis­tintos, e incompleta cuando se tra­ta de una simple fisura. En caso de que el hueso esté roto en numerosos fragmentos, cabe hablar de una fractura complicada. Puede presentar diversos aspectos.

Es completa cuando el hueso está cla­ramente roto en dos fragmentos dis­tintos, e incompleta cuando se tra­ta de una simple fisura. En caso de que el hueso esté roto en numerosos fragmentos, cabe hablar de una fractura complicada. Por último, una fractura abierta va asociada a una herida: al romperse, el hueso ha desgarrado y traspasado la carne que le rodea. Todas las fracturas presentan ciertos puntos comunes: una de formación, debida al desplazamiento de los fragmentos; una equimosis (hinchazón cárdena provocada por el derramamiento de la sangre bajo la piel) y una imposibilidad de mover la parte afectada.

La reducción.

El tratamiento de una fractura incluye dos fases principales: en primer lugar, el médico corrige el desplazamiento de los fragmentos óseos por medio de tracciones manuales: esta reducción de la fractura debe practicarse inmediatamente después del accidente. A continuación, hay que inmovilizar la parte afectada con el fin de que los fragmentos no se desplacen. La técnica más empleada consiste en hacer un escayolado.

El tratamiento de una fractura incluye dos fases principales: en primer lugar, el médico corrige el desplazamiento de los fragmentos óseos por medio de tracciones manuales: esta reducción de la fractura debe practicarse inmediatamente después del accidente.El período de inmovilización (contención) es muy variable, pues depende de la gravedad de la fractura y, asimismo, de la edad y del estado de salud de la víctima. En los ancianos, por ejemplo, la consolidación es mucho más lenta que en los niños. La etapa de inmovilización permite que el hueso se recomponga mediante la producción de calcio, que contribui­rá a soldar los fragmentos rotos.

El escayolado.

Para inmovilizar la parte herida (caja torácica, brazo, pierna, mano, etc.), el cirujano moldea directamente sobre el paciente un aparato hecho de yeso fino y de tarlatán (gasa espesa). Tras la curación, se quita dicho mecanismo cortándolo con unas tijeras grandes.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades