Sabías que las hortalizas se clasifican en dos categorías

En términos generales, las hortalizas pueden clasi­ficarse en dos categorías: las subterrá­neas, de las cuales se comen las raí­ces o tallos enterrados, y las aéreas, cuyas hojas, flores y, a veces, frutos presentan un interés alimentario.Se da comúnmente el nombre de «hortalizas» a las verduras, las legum­bres (fruto de las leguminosas) y demás plantas comestibles que se cultivan en los huertos.

En términos generales, las hortalizas pueden clasi­ficarse en dos categorías: las subterrá­neas, de las cuales se comen las raí­ces o tallos enterrados, y las aéreas, cuyas hojas, flores y, a veces, frutos presentan un interés alimentario.

Una de las raíces más conocidas es la zanahoria, que contiene vitamina A, elemento esencial para la nutrición de los lactantes y de los niños en gene­ral. Otras hortalizas subterráneas son el nabo, la remolacha, el rábano, etc.Raíces y tubérculos.

Una de las raíces más conocidas es la zanahoria, que contiene vitamina A, elemento esencial para la nutrición de los lactantes y de los niños en gene­ral. Otras hortalizas subterráneas son el nabo, la remolacha, el rábano, etc.

Pero hay otro grupo de esta clase de hortalizas: el de las especies que nos proporcionan tubérculos subte­rráneos. Entre éstas, la más famosa y extendida es la patata, pero tampo­co son desdeñables el ajo, la cebolla y el chalote, que se comen crudos o cocidos y sirven para aderezar nume­rosos platos. Mención aparte merece el puerro, cuyo blanco bulbo se utiliza para hacer excelentes sopas y coci­dos. También es un tubérculo muy apreciado el tupinambo o aguaturma, cuyo gusto es parecido al de la alca­chofa.

Entre las hortalizas aéreas figura en primer término la lechuga, reina de las ensaladas que se cosecha du­rante todo el año. Las achicorias (es­carola, endibia, achicoria silvestre o barba de capuchino) también se con­sumen en ensalada, y una de sus especies, seca y picada, sirve como com­plemento (o sucedáneo) del café.Hojas, flores y frutos.

Entre las hortalizas aéreas figura en primer término la lechuga, reina de las ensaladas que se cosecha du­rante todo el año. Las achicorias (es­carola, endibia, achicoria silvestre o barba de capuchino) también se con­sumen en ensalada, y una de sus especies, seca y picada, sirve como com­plemento (o sucedáneo) del café.

Las coles, verdes o rojas, de hojas apretadas en forma de bola, se comen cocidas, crudas e incluso fermenta­das (choucroute). Las coles de Bruselas, pequeñas yemas situadas en el tallo cerca de las hojas, se cosechan en otoño y en invierno. Las espinacas, de hojas de color verde oscuro, son muy ricas en hierro: consumidas co­cidas, en hojas o picadas, se prestan a ser conservadas por congelación.

La alcachofa, como la coliflor, es una flor rica en hierro y en vitami­na C.

La berenjena, el pepino y el tomate son frutos que, igual que los calabaci­nes y los pimientos, aderezan los pla­tos mediterráneos. Las alubias o ju­días, las habas, los garbanzos y los gui­santes constituyen la base de la ali­mentación en numerosos países.

Reservas de frescor.

En todas las partes del mundo, las hortalizas son un alimento diario y se aderezan de formas diversas. Actual­mente, su conservación es una indus­tria en pleno florecimiento. Pero, aunque se consumen desecadas (lio­filizadas), en conserva o congeladas, resultan mejor frescas.

En África se consumen muchas batatas y mandioca (esta última es un tubérculo del que también se extrae el almidón y la tapioca). En las antillas, la banana verde, o plátano, se come cocida.Hortalizas al sol.

Algunas hortalizas sólo se encuentran en los países calurosos. El ñame, que puede pesar varios kilos, tiene una carne blanca y firme.

En África se consumen muchas batatas y mandioca (esta última es un tubérculo del que también se extrae el almidón y la tapioca). En las antillas, la banana verde, o plátano, se come cocida.

Plantas con flores, las leguminosas cuentan con casi 12.000 especies, entre las que se cuenta la gran familia de las legumbres (papilionáceas). Sus frutos están contenidos en una envoltura especial (la vaina) que, abierta a lo largo por la mitad, permite ver unas semillas colocadas regularmente en cada lado interior de la vaina. Las leguminosas.

Plantas con flores, las leguminosas cuentan con casi 12.000 especies, entre las que se cuenta la gran familia de las legumbres (papilionáceas). Sus frutos están contenidos en una envoltura especial (la vaina) que, abierta a lo largo por la mitad, permite ver unas semillas colocadas regularmente en cada lado interior de la vaina. Algunas leguminosas son verdaderos árboles (mimosas, acacias), y otras son plantas trepadoras (guisante, alubia). El trébol y la alfalfa, no comestibles para el hombre, sirven de pienso para los animales.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades