Sabias que las lágrimas humedecen los ojos

Las lágrimas son un líquido ligeramente salado que humedece, limpia y lubrica el ojo.

Cuando una mota de polvo se de­posita en la superficie del ojo, o cuando bostezamos, o cuando nos reímos o estamos resfriados, los ojos se mojan con un líquido parecido al agua: son las lágrimas. El llanto que derramamos cuando tenemos una pena es de la misma naturaleza.

Un acto reflejo.

Las lágrimas son segregadas perma­nentemente por dos pequeñas glándu­las, llamadas lacrimales, situadas en el ángulo externo de la órbita, bajo los párpados.

Unos canales las vierten en el ojo, en el cual mantienen a la conjuntiva (fina membrana que cubre el ojo y el interior del párpado) en estado hú­medo. Si esta membrana se secara, dejaría de ser transparente.

De las causas que provocan una abundante secreción de lágrimas, hay unas que son materiales (polvo en el ojo) y otras que están relacionadas con una enfermedad del globo ocular (conjuntivitis, irritación de la cór­nea) o con una inflamación de los párpados. Pero en todos los casos se trata de un acto reflejo; es decir, de una reacción del cuerpo que no se puede provocar ni interrumpir.

Las emociones, el dolor, la pena o la alegría también hacen brotar lágri­mas, que sólo pueden ser dominadas con un gran esfuerzo de voluntad. Todo el mundo puede llorar, pero los niños, más sensibles que los adultos, lo hacen con mayor frecuencia, por pena o por cólera. En cuanto a los be­bés, el llorar es su medio de indicar una contrariedad, puesto que no sa­ben hablar.El sistema lacrimal.

Calmar y tranquilizar.

Las emociones, el dolor, la pena o la alegría también hacen brotar lágri­mas, que sólo pueden ser dominadas con un gran esfuerzo de voluntad. Todo el mundo puede llorar, pero los niños, más sensibles que los adultos, lo hacen con mayor frecuencia, por pena o por cólera. En cuanto a los be­bés, el llorar es su medio de indicar una contrariedad, puesto que no sa­ben hablar.

El llanto es un modo de expresar la pena, pero también un fenómeno fí­sico que produce desahogo y alivio: relajamiento del cuerpo y paz en el espíritu.

Las plañideras.

En la Antigüedad, en Asia, en Grecia y en Roma, había unas mujeres que tenían como profesión la de lamentarse en los velatorios y en los entierros. Simulando un profundo dolor y arañándose el cuerpo con las uñas, estas mujeres cantaban a coro unas lamentaciones rituales. Las plañideras todavía existen en algunos países mediterráneos (sur de Italia, Grecia, Córcega).

 

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades