Sabías que las mezquitas son edificios de culto musulmán

La primera mezquita fue la vivien­da de Mahoma, en Medina, donde el profeta se había refugiado en el año 622. Desde entonces, todos los lugares de oración del Islam han sido cons­truidos imitando aquella casa.

El patio, o sahn, casi siempre ro­deado de pórticos, tiene una fuente para que los fieles se laven antes de cada plegaria, según los ritos prescri­tos. La sala de oración, o haram, se abre a este patio. En uno de sus muros existe un nicho, el mihrab, que indica la dirección de La Meca, hacia la cual los fieles deben volverse para orar. No lejos de este nicho se levanta un púl­pito, el mimbar, reservado a la predicación. Los otros elementos de la decoración son sencillos en extremo: pupitres para poner los libros sagrados, alfombras, lámparas y candelabros. Por último, la mezquita está flanqueada por uno o varios alminares (torres), desde lo alto de los cuales el almuédano llama a la plegaria.

La Gran Mezquita de Sidi Uqba, en Kairuán (Túnez).  La sala de oración está decorada suntuosamente: placas de mármol caladas y azulejos de reflejos metálicos recubren el mihrab (nicho). La Gran Mezquita de Sidi Uqba, en Kairuán (Túnez).

La sala de oración está decorada suntuosamente: placas de mármol caladas y azulejos de reflejos metálicos recubren el mihrab (nicho).

El mimbar (púlpito) de madera de teca esculpida, fue realizado en el siglo XI. Es uno de los ejemplos más hermosos del arte islámico, junio con la mezquita de Córdoba (España).

Los jalones del Islam.

Existen dos grandes tipos de mez­quitas: el masdjid, de dimensiones modestas, y la djami, extenso conjun­to arquitectónico comparable a las catedrales cristianas. Tanto uno como otra están concebidos según planos idénticos y se dedican a las mismas actividades: oración y educación reli­giosa. En sus orígenes, la mezquita era, además, un lugar público de reu­nión que servía de escenario a los prin­cipales acontecimientos políticos y culturales de la comunidad musulma­na: albergaba el tribunal del cadí, y los ulemas se reunían en ella para comentar el Corán y la Sunna.

Hoy, las innumerables mezquitas que jalonan, desde la India hasta Es­paña” (Córdoba), el inmenso territorio del antiguo Imperio árabe, no conser­van todas su función religiosa, pero no por ello dejan de ser unos extra­ordinarios testimonios del arte mu­sulmán.

La mezquita Rifai y la del sultán Hasán, en El Cairo (Egipto). La ciudad cuenta con más de 400 mezquitas. La del sultán Hasán es la más famosa y la más bellaLa mezquita Rifai y la del sultán Hasán, en El Cairo (Egipto). La ciudad cuenta con más de 400 mezquitas.

La del sultán Hasán es la más famosa y la más bella: su alminar domina El Cairo con sus 86 m de altura.

Las mezquitas a la vez lugares de oración, escuelas, bibliotecas, y hoy, a veces, universidades, jalonan el antiguo Imperio árabe.

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (688 artículos)
trucos y manualidades