Sabias que las primeras herramientas fueron palos y piedras

La técnica utilizada por este cantero de la India no ha cambiado desde hace siglos.Se dice comúnmente que el uso de las herramientas distingue al hombre del animal.

La técnica utilizada por este cantero de la India no ha cambiado desde hace siglos.

Antes de llegar al estadio del Homo sapiens (hombre que utili­za el pensamiento), la humanidad pasó por el estadio del Homo faber (hombre que fabrica), es decir, el hombre que inventa y utiliza herra­mientas para actuar sobre la materia. No obstante, no es raro ver a un ani­mal, sobre todo entre los mamíferos superiores, como el mono, que utiliza una piedra para golpear: romper una cáscara, por ejemplo. En este caso, la piedra desempeña el papel de una he­rramienta, y las primeras herramien­tas de los hombres prehistóricos eran precisamente piedras, a veces desbas­tadas. Pero, desde aquel tiempo, las herramientas han experimentado mu­chos progresos.

Herramientas de un herrero vikingo: martillo, tenazas, alicates, lima. Museo Nacional, Copenhague.Herramientas de un herrero vikingo: martillo, tenazas, alicates, lima. Museo Nacional, Copenhague.

Utensilios y herramientas.

Desde el tenedor hasta las tenazas, pasando por el martillo, ¡cuántos ob­jetos mejoran la acción de la mano y constituyen como una prolongación de la misma! ¡Cuántos nombres, tam­bién para distinguirlos: utensilio, ins­trumento, herramienta! ¿Cómo enten­derse?

El utensilio (del latín utensilia, de uti, emplear) es un objeto que sirve para el hogar, en la cocina o en el jar­dín. La lista es larga: barreño, hervidor, morillo, huevera, cuchara, embu­do, molinillo de café, colador, pimen­tero, sartén, hornillo, regadera. Los utensilios, por lo general no tienen acción directa sobre la materia.

El tallista y el ebanista manejan numerosas herramientas, especialmente gubias de todas las medidas.El tallista y el ebanista manejan numerosas herramientas, especialmente gubias de todas las medidas.

La herramienta (del latín ferramen­tum, instrumento de hierro) tiene un sentido diferente: se habla de he­rramientas de electricista, de carpin­tero, de fontanero … Esto supone que la herramienta es manejada por al­guien que ejerce un oficio, o que se dedica circunstancialmente a un tra­bajo manual: destornillador, cizalla, cuchilla, sacabocados, yunque, ha­cha, lima, martillo, alicates, cepillo, sierra, taladro, tenazas, llana, ber­biquí etc.

En cuanto al instrumento (del latín instruere, lo que sirve para equi­par), tiene un sentido cercano al de «herramienta»: también es un objeto fabricado que sirve para ejecutar algo y para actuar sobre la materia. Pero el sentido de esta palabra es más noble: se habla de instrumentos de medida, quirúrgicos…

En una obra, los peones llevan la arena y el cemento en una carretilla y cargan la hormigonera con ayuda de palas.En una obra, los peones llevan la arena y el cemento en una carretilla y cargan la hormigonera con ayuda de palas.

Las herramientas de mano y de motor.

Las más de las veces, las herramien­tas son unos objetos que cortan, ras­pan, agujerean, sierran, liman… Por tanto, están hechas de acero duro, para que se desgasten lo menos posi­ble. Requieren cuidados: protección contra la herrumbre, afilado de las aristas cortantes. Las herramientas de mano usuales, como el martillo, las sierras, las tenazas o las pinzas, apenas han cambiado desde hace siglos. En cambio, es nuevo el empleo de herra­mientas convertidas en máquinas, En lo que concierne al bricolage cotidia­no, tenemos las herramientas eléctri­cas portátiles, en las que un motor eléctrico acciona una taladradora, una sierra, una muela y tantos otros accesorios.

En los talleres y fábricas se en­cuentran aparatos que combinan el motor de la herramienta, la herra­mienta en sí y diversos mecanismos de desplazamiento de ésta y del obje­to sobre el cual trabajan: son las má­quinas-herramienta. En este caso se reserva el nombre de «herramienta» a la barra cortante que ataca la materia. La conducción de esta herramienta por parte de la máquina es tan perfec­ta que la mano del hombre sólo inter­viene para ponerla en marcha y para regularla. Desde hace algunos años, aún se hace más: las máquinas son di­rigidas por ordenadores.

Es como si, después de suplir a la mano también se supliera a los ojos y al cerebro.

Algunas herramientas del herrador para el cuidado y la colocación de las herraduras: escoplo, pujavante, martillo, mazo, acial, cuchilla ronzal, legrón, tenaza, traba.Algunas herramientas del herrador para el cuidado y la colocación de las herraduras: escoplo, pujavante, martillo, mazo, acial, cuchilla ronzal, legrón, tenaza, traba.

Una simple piedra.

La herramienta más antigua que se conoce es un guijarro de cuarzo, tallado por dos caras, que data de unos 2.200.000 años; fue descubierto en el yacimiento del Omo, en Etiopía.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades