Sabías que los búhos y lechuzas sólo cazan de noche

La lechuza, emblema de la diosa Atenea, era para los antiguos grie­gos el símbolo de la sabiduría. En la Edad Media, en cambio, su aspecto inquietante y sus costumbres noctur­nas le valieron, lo mismo que al búho, una fama de maléfica que todavía subsiste actualmente en muchas re­giones «civilizadas».Los búhos son aves de presa que sólo cazan de noche y pertenecen al orden de las estrigiformes.

La lechuza, emblema de la diosa Atenea, era para los antiguos grie­gos el símbolo de la sabiduría.

En la Edad Media, en cambio, su aspecto inquietante y sus costumbres noctur­nas le valieron, lo mismo que al búho, una fama de maléfica que todavía subsiste actualmente en muchas re­giones «civilizadas».

Sin embargo, las rapaces nocturnas son unas aves inofensivas para el hombre: sus excepcionales cualidades de cazadoras se ejercen sobre todo contra los roedores, los reptiles y los insectos nocivos.

Duermen de día y salen de caza al crepúsculo, al amanecer e incluso toda la noche cuando hay luna llena. Su fino oído les permite percibir el menor roce. Entonces se acercan sin producir la alarma, gracias a su silen­cioso vuelo. Luego se lanzan sobre su presa, echando hacia adelante sus pa­tas, que están provistas de fuertes ga­rras: la víctima es literalmente apuñalada con ellas y ahogada a conti­nuación.Duermen de día y salen de caza al crepúsculo, al amanecer e incluso toda la noche cuando hay luna llena. Su fino oído les permite percibir el menor roce. Entonces se acercan sin producir la alarma, gracias a su silen­cioso vuelo. Luego se lanzan sobre su presa, echando hacia adelante sus pa­tas, que están provistas de fuertes ga­rras: la víctima es literalmente apuñalada con ellas y ahogada a conti­nuación.

Una gran familia.

Los búhos y las lechuzas se parecen mucho. En realidad, lo que les diferencia es la presencia o la ausencia de unas plumas enhiestas de la cabeza y que parecen copetes o penachos: los búhos (búho real, búho menor, etcé­tera) están provistos de estos copetes, mientras que las lechuzas carecen de ellos.

El búho real es la más grande y la más majestuosa de las aves nocturnas: puede llegar a tener una envergadura de 1,60 metros o más. Perseguido por los «disecadores» a causa de su belleza, resulta ya muy raro en Europa.

El búho común destruye la caza me­nor y los pájaros heridos o enfermos. El búho menor, como su nombre in­dica, tiene una talla muy reducida: no es mucho más grande que un tordo.

Entre las lechuzas, la más conocida es el mochuelo, autillo o cárabo, cuyo grito modulado y ululante es in­confundible. Su alimentación, extre­madamente diversificada, lo mismo incluye aves que moluscos o ranas, La lechuza campestre, que vive en el norte y en el centro de Europa, es la más pequeña de las rapaces noc­turnas: su envergadura no pasa de los 30 centímetros.Entre las lechuzas, la más conocida es el mochuelo, autillo o cárabo, cuyo grito modulado y ululante es in­confundible.

Su alimentación, extre­madamente diversificada, lo mismo incluye aves que moluscos o ranas, La lechuza campestre, que vive en el norte y en el centro de Europa, es la más pequeña de las rapaces noc­turnas: su envergadura no pasa de los 30 centímetros.

Una triste suerte.

En razón de su fama de «pájaros de mal agüero», las rapaces nocturnas han sido despiadadamente perseguidas por el hombre durante muchos siglos. Consideradas como temibles aliadas de las brujas, igual que los gatos negros o los murciélagos, han sido casi destruidas por los campesinos, que las clavaban en sus puertas para «conjurar la mala suerte». Aunque hoy están protegidas por la ley, algunas especies de rapaces nocturnas están a punto de desaparecer.

Búho real, la mayor rapaz nocturna de Europa.  Experto en la captura de sus presas, resulta útil porque destruye muchas alimañas y aves perjudiciales para el hombre: pequeñas rapaces, cuervos, pequeños carnívoros, roedores, etc.Búho real, la mayor rapaz nocturna de Europa.
Experto en la captura de sus presas, resulta útil porque destruye muchas alimañas y aves perjudiciales para el hombre: pequeñas rapaces, cuervos, pequeños carnívoros, roedores, etc.

Sombra y luz.

Las rapaces nocturnas no perciben los colores y temen la luz. En cambio, su vista es muy buena en la oscuridad.

A pesar de una leyenda muy arraigada, la luz no las ciega, y la mayor parte de ellas ven perfectamente durante el día. Algunas se aclimatan sin esfuerzo al verano ártico.

Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades