Tajin de cordero guisado con dátiles y almendras

El tajín es un plato tradicional de los países del norte de África que se prepara en un plato de barro con una tapa cónica (yo lo cociné en una cazuela porque no dispongo del plato de barro), esta tapa mantiene el calor y el vapor durante y después de cocción, lo que evita que los alimentos se resequen mientras se cocinan.

Ingredientes:
Un kgr de pierna o mediana de cordero cortada en trozos.
2 cebollas
una cucharadita de pimienta molida
una cucharadita de azafrán en polvo
una rama de canela
un vasito de aceite de oliva
una cucharadita de canela en polvo
2 cucharadas de miel
1/2 kgr de dátiles
para decorar 150 gr de almendras fritas y 2 cucharadas de semillas de sésamo tostadas
un vaso de agua o de caldo
sal
Preparación:
Pelamos y picamos las dos cebollas. En un olla ponemos el aceite a calentar y freímos el cordero cortado a trozos con un poco de sal hasta que esté dorado, añadimos las dos cebollas picadas y seguimos friendo durante 10  minutos más.

Añadimos la cucharadita de pimienta, la cucharadita de azafrán, la canela en rama y el agua o caldo.

Tapamos la olla y dejamos cocer hasta que la carne esté tierna, incorporamos la cucharadita de canela en polvo y dos cucharadas de miel. Removemos bien para que se mezclen todos los sabores, sacamos la carne de la olla y añadimos el medio kg de dátiles deshuesados, dejamos cocer de 5 a 10 minutos a fuego suave. Pasado este tiempo, volvemos a echar la carne a la olla, movemos bien para que se caliente y se impregne en la salsa

y servimos con las almendras fritas y las semillas de sésamo tostadas.