Talla con efectos de veteado

Tallar con chapas de madera efectos veteados.

La realización propuesta debe acogerse como un modelo para reproducirlo o una sugerencia para desarrollar otras ideas a partir de las posibilidades que ofrece el encolado alternado de placas de maderas de calidades y colores distintos. En lugar de una pechina pueden lograrse cuencos, ceniceros y otros objetos que sorprenderán favorablemente al recibir su forma definitiva el material utilizado.

Para llevar a cabo este tipo de realización en que después de la talla, resulte un vistoso veteado artificial de gran contraste de color es preciso disponer de dos clases de madera cuya tonalidad sea muy opuesta.

Talla concha de maderaEn principio es preferible partir de placas de cierto grosor  Esto seguramente no será tan fácil de encontrar, pues las chapas que habitualmente se comercializan tienen generalmente sólo 0,6 mm. No obstante, en algunos almacenistas especializados podrán hallarse chapas más gruesas (las denominadas de regrueso, de unos 2 y 3 mm de espesor). Pese a todo, si no se hallan chapas de regrueso puede realizarse igualmente el trabajo con las chapas corrientes.

Para un trabajo como el que se presenta se requieren unos 50 a 60 trozos cuadrados, los cuales, encolados entre sí, vienen a proporcionar un contra­chapado de unos 3,8 a 4 cm de espesor. Quien desee obtener objetos más gruesos tendrá que añadir la cantidad de chapas precisas para conseguir el grosor necesario.

Primero se cortarán los trozos de chapa a la medida máxima  dentro de la cual se tenga que realizar el objeto. En este caso, las dimensiones superficiales de la chapa son de 200 mm por lado de un cuadrado.

A continuación se procede al encolado de los trozos de chapa. Para conseguir una estabilidad dimensional de la pieza que se va a trabajar conviene utilizar la técnica tradicional de contra poner el veteado de una chapa con la que inmediatamente se le encola.

Es importante repartir bien la cola en la superficie de cada cara. Si se produjesen lagunas de cola y, por tanto, de encolado podrían presentarse desprendimientos de chapa suelta cuando se haga la talla. Una vez encoladas todas las chapas superpuestas se prensan y se deja que seque la cola, utilizando unos trozos de tablero apretados entre dos o más cárceles. Intercalar un trozo de papel de periódico entre los tableros y las chapas de una y otra caras del cuerpo que se encola.

Cuando la pieza esté completamente seca (conviene dejar pasar unas 48 horas para tener la máxima garantía de que la cola ha actuado) se procederá a los trabajos preliminares de recortado del contorno superficial y del perfil de sección que haya de ofrecer el objeto y recurrir a la sierra de marquetería o de vaivén para el primer paso y a escofinas e incluso cepillo para realizar los rebajos volumétrico del perfil de la sección.

Como en todos los trabajos de talla de este tipo se empieza rebajando la parte que debe recibir la concavidad, a partir de su periferia, ahondando progresivamente  Para lo último se reservan los detalles del contorno.

Según cuál sea la calidad del acabado que se quiera conseguir de la parte vaciada se podrá o no lijar la superficie.

Es importante que, si siempre se debe tener en cuenta el perfecto afilado de las herramientas de corte, en este caso de talla sobre un material contrachapa­do debe ser aún mucho más rigurosa la atención, puesto que durante la operación se estará trabajando sin pausa sobre dos hojas de chapa cuyo veteado está contrapuesto, es decir, que lo mismo se actúa en contra de las fibras que a su favor.

Talla concha de madera 11.

Las chapas que se van a encolar reciben una cantidad de cola y luego, aplicando la otra chapa, se la hace deslizar en todas direcciones para que el adhesivo se distribuya homogéneamente. 

.

.

.

.

.

Talla concha de madera 22.

Una vez formado el grosor necesario, el conjunto de chapas se prensa entre dos tableros con tornillos de apriete o cárceles.

Intercalar una hoja de papel entre el tablero y las chapas de una y otra caras. 

.

.

.

.

Talla concha de madera 33.

Después de dibujar el contorno de la figura que se quiere trabajar.

Si procede a su recortado mediante una sierra de marquetería o bien con una de vaivén. 

.

.

.

.

.

Talla concha de madera 44.

Reteniendo la pieza sobre el banco de trabajo se procede al vaciado del interior.

En el caso presente, las ondulaciones interiores se realizan después de la primera fase del vaciado. 

.

.

.

.

.

Talla concha de madera 55.

El perfil exterior se rebajará más fácilmente con una escofina o surform, hasta conseguir la forma externa que sea conveniente.

Vigilar con un compás de gruesos que no se rebaje más de la cuenta. 

.

.

.

.

Talla concha de madera 66.

Este aspecto ofrece la pechina realizada por la cara convexa, en tanto que la foto principal del artículo presenta, en cambio, esta visión es por la cara cóncava. 

.

Acerca de richar3000 (687 artículos)
trucos y manualidades