Cortinas forradas

Cortinas forradas

Las cortinas forradas, no solamente nos protegen del sol y de los curiosos, entre otras funciones el forro protege las cortinas del polvo y de la suciedad y al aumentar el grosor de la tela. Por otro lado, las cortinas forradas tienen mejor caída y, vistas desde el exterior, presentan un aspecto más pulcro, pues el forro oculta las costuras y las uniones. El forro y, en especial, la entretela, mejoran el aislamiento.