Torneado de un bol

Elaborar un bol con la ayuda de un torno es aparentemente muy sencillo, pero tal sencillez es sólo el resultado de una gran sensibili­dad estética y práctica.

Elaborar un bol con la ayuda de un torno es aparentemente muy sencillo, pero tal sencillez es sólo el resultado de una gran sensibili­dad estética y práctica.Las diversas etapas prelimina­res (centrar, formar el cono y el disco) no difieren apenas de las propias del cilindro, salvo que en un bol se requiere que el disco sea más ancho.

La primera etapa del proceso consiste en tornear la superficie curva interior del bol. Puesto que dicha curva constituye la clave de todo el proceso, debe tenerse mu­cho cuidado con ella.

Mójense ligeramente las manos y la arcilla y hágase girar el torno a gran velocidad. Manteniendo juntos los dedos de la mano dere­cha, utilícense los de la izquierda para presionar desde el centro de la arcilla y hacerles seguir una tra­yectoria curva hacia el hombro de­recho. Mientras la mano derecha contribuye a mantener la pared ex­terior de la pieza, procurar frenar con el dedo pulgar la tendencia de aquélla a acampanarse. Posible­mente se requerirá efectuar varias veces este proceso. Retóquese el borde después de cada acción de las manos.

La anchura del bol se consigue con mayor facilidad levantando las paredes como para hacer un cilin­dro ensanchado, pero modificando la curvatura con suaves tirones su­cesivos. Haciéndolo así, suele lo­grarse la curvatura deseada.

La acción de tornear parece uno de esos bailes de sociedad en que un bailador marca la pauta y el otro le sigue. La mano derecha, que se constituye en líder, cede dicho liderazgo a la izquierda a me­dida que transcurre el proceso.

La mano izquierda inicia su ac­ción en el centro de la base del bol y después se mueve en sentido ascendente y da a la pared la cur­vatura requerida. La mano dere­cha, por su parte, presiona sobre la base de la masa y tira gradual­mente de la cresta de arcilla así formada hacia arriba en una con­tinua línea vertical. Al ir levantan­do la pared del bol, la derecha es­tá ligeramente adelantada, y el mo­vimiento curvo de la izquierda for­ma la transición de la forma recta a la curvilínea. Una vez rebasado el centro de la curvatura, la mano iz­quierda adelanta a la derecha en el momento de formar el cilindro su­perior, con lo que el resto de la pa­red se forma como si se tratara de un cilindro acampanado.

Una vez obtenida la altura de­seada de la pared, debe proceder­se a efectuar la comprobación de la curvatura de todo el bol. Si es necesaria, la corrección se hace mediante presiones de los dedos en forma de ligeros tirones. La ejecu­ción de dicha tarea corre a cargo de la mano izquierda. Con el tor­no girando a velocidad normal, la mano modeladora comienza su acción desde el centro del bol, pri­mero fijando la curva básica y ex­tendiéndola con posterioridad ha­cia los bordes extremos. La mano derecha sostiene la pared de arci­lla para hacer frente a la presión ejercida desde el interior del bol y evita posibles distorsiones.

No debe intentarse nunca con­seguir un bol de una sola vez y ha de disminuirse la velocidad del tor­no a medida que disminuye el ra­dio de la curvatura.

Una vez acabada la pieza, eli­mínese la arcilla excedente de la base y despéguese del torno por medio de un alambre.

Sáquese el disco del torno y dé­jese endurecer el bol antes de in­tentar levantarlo.

Para realizar el bol, prepárese el centrado, la forma cónica y el disco como para el cuerpo cilíndrico, pero con disco más ancho.Para realizar el bol, prepárese el centrado, la forma cónica y el disco como para el cuerpo cilíndrico, pero con disco más ancho.

 

 

 

 

 

 

Presionando con los dedos desde el centro hasta los extremos, créese la superficie curvada interior del mencionado bol.Presionando con los dedos desde el centro hasta los extremos, créese la superficie curvada interior del mencionado bol.

 

 

 

 

 

 

Para aumentar el tamaño del bol, tírese ligeramente hacia arriba de las paredes y vaya dándosele la curvatura deseada.Para aumentar el tamaño del bol, tírese ligeramente hacia arriba de las paredes y vaya dándosele la curvatura deseada.

 

 

 

 

 

 

Utilícese un punzón para cortar y eliminar la arcilla excedente de la base de la vasija o bol que está pegada al disco del tornoUtilícese un punzón para cortar y eliminar la arcilla excedente de la base de la vasija o bol que está pegada al disco del torno.

 

 

 

 

 

 

Sepárese dicha arcilla del disco cor­tándola horizontalmente con un cuchillo Despéguese luego la vasija con un alambre.Sepárese dicha arcilla del disco cor­tándola horizontalmente con un cuchillo Despéguese luego la vasija con un alambre.

 

 

 

 

 

 

Material necesario para tornear un bol.  Arcilla húmeda bien amasada  Bol pequeño con agua  Esponja “oreja de elefante”  Punzón  Cuchillo  Alambre  Una tira de piel de anteMaterial necesario para tornear un bol.

Arcilla húmeda bien amasada
Bol pequeño con agua
Esponja “oreja de elefante”
Punzón
Cuchillo
Alambre
Una tira de piel de ante
Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades