Torno para metales madera y plásticos

El torno que aquí se describe tiene diversas aplicaciones, pues no sólo puede mecanizar metales, sino también piezas de madera o de plástico.

Para tornear metales se requieren dos piezas especiales en el torno: un plato giratorio con tres mordazas de apriete para retener la pieza y un carro de desli­zamiento, en el que se fija la herramien­ta de corte, maniobrable en distintas di­recciones. Debido a que los metales son mucho más duros que la madera y a su mayor resistencia a la acción de corte no es posible retener la herramienta con la mano y, al propio tiempo, lograr un trabajo exacto.

El torneado de pequeñas piezas de metal (latón, cobre, aluminio o acero) no presenta ninguna dificultad a cualquier aficionado que pueda disponer de un pequeño torno, concebido sobre todo para este uso doméstico o la pequeña artesanía industrial. Con el torno y su equipo se pueden efectuar torneados de piezas que no rebasen los 20 cm.El torneado de pequeñas piezas de metal (latón, cobre, aluminio o acero) no presenta ninguna dificultad a cualquier aficionado que pueda disponer de un pequeño torno, concebido sobre todo para este uso doméstico o la pequeña artesanía industrial.
Con el torno y su equipo se pueden efectuar torneados de piezas que no rebasen los 20 cm.

El torneado empieza por la elección de los materiales que deben trabajarse. Existen aleaciones de metales que, de­bido a sus cualidades específicas, se prestan muy bien al torneado.

Las pequeñas piezas metálicas de me­tales no férricos, así como algunas de acero blando, se pueden trabajar sin necesidad de líquido refrigerante. Más para tornear piezas de acero normal es imprescindible disponer de un sistema de refrigeración con un lubricante ade­cuado que vaya enfriando la parte don­de actúa la herramienta. Sin embargo, es más recomendable un sistema de lu­bricación total, ya que de esta manera se lograrán cortes más perfectos y más limpios en las superficies y, al propio tiempo, se prolongará la vida de las he­rramientas que se utilicen.

Una herramienta bien colocada dura más tiempo.

Las herramientas de corte o útiles de torno pueden tener su parte afilada de corte con diferentes formas. Su elección depende del material a trabajar y de la velocidad a que se tornea. Es aconseja­ble pedir información a los suministrado­res de herramientas y atenerse a las ins­trucciones de los fabricantes, que publi­can una tabla con las adecuadas aplica­ciones de cada una de sus herramientas.

Los aceros se suelen ofrecer por dos cualidades: aceros rápidos de alto poder (HSS) y aceros con zapatas o placas de metal duro sobrepuestas (por ejemplo, de carburo de tungsteno). Las herra­mientas con metal duro son mucho más caras, pero también mucho más resis­tentes.

Un torno es una máquina robusta, pero muy sensible y de precisión; des­pués de cada trabajo deben limpiarse con esmero los ejes, las barras y el ca­rro, eliminando las virutas y partículas que se hayan producido. Además hay que proceder a un mantenimiento gene­ral y engrasado, de acuerdo con las prescripciones facilitadas por los mis­mos fabricantes.

1 La herramienta de corte se retiene lo más cerca posible del filo, ya que su­fre las acciones de la pieza que gira y tiene tendencia a flexar en el mismo sentido de la rotación.1 La herramienta de corte se retiene lo más cerca posible del filo, ya que su­fre las acciones de la pieza que gira y tiene tendencia a flexar en el mismo sentido de la rotación.

.

.

.

.

.

.

2 El carro que porta la herramienta se desplaza por unas piezas que lo guían (en este caso, actúan como dos guías). Al actuar, el carro se inmoviliza y unos meca­nismos provocan los desplazamientos.2 El carro que porta la herramienta se desplaza por unas piezas que lo guían (en este caso, actúan como dos guías).
Al actuar, el carro se inmoviliza y unos meca­nismos provocan los desplazamientos.

.

.

.

.

 

3 El contracabezal o cabezal móvil, con su contrapunto, asegura la retención de las piezas largas que se tornean por su extremo. Este modelo contribuye a la rapi­dez en el trabajo.3 El contracabezal o cabezal móvil, con su contrapunto, asegura la retención de las piezas largas que se tornean por su extremo.
Este modelo contribuye a la rapi­dez en el trabajo.

.

.

.

.

.

4 El carro transversal y orientable con base graduada permite una colocación exacta y un avance regular de la herramienta durante la acción de corte. El carro principal cons­ta de dos partes: una se desliza a lo largo de la bancada y la otra, llamada delantal, está atornillada a la primera y desciende por la parte anterior. El portaútiles se puede, pues, orientar con la escala graduada y realizar ataques oblicuos.4 El carro transversal y orientable con base graduada permite una colocación exacta y un avance regular de la herramienta durante la acción de corte.
El carro principal cons­ta de dos partes: una se desliza a lo largo de la bancada y la otra, llamada delantal, está atornillada a la primera y desciende por la parte anterior.
El portaútiles se puede orientar con la escala graduada y realizar ataques oblicuos.

.

.

 

5 El mandril sirve para retener la pieza que se tornea. Posee mordazas intercambiables que pueden utilizarse incluso para sujetar piezas que se vacían interior­mente.5 El mandril sirve para retener la pieza que se tornea.
Posee mordazas intercambiables que pueden utilizarse incluso para sujetar piezas que se vacían interior­mente.

.

.

.

.

.

6 Para lograr exactitud se debe situar adecuadamente la herramienta res­pecto a la pieza que se tornea. El útil está a la altura del eje de rotación; para ello se usa una punta cónica de referencia.6 Para lograr exactitud se debe situar adecuadamente la herramienta res­pecto a la pieza que se tornea.
El útil está a la altura del eje de rotación; para ello se usa una punta cónica de referencia.

.

.

.

.

.

7 Para el trabajo de ejes largos y delgados se utiliza como guía auxi­liar la luneta, evitándose que el eje se doble durante el torneado. Las puntas de la luneta estarán siempre engrasadas.7 Para el trabajo de ejes largos y delgados se utiliza como guía auxi­liar la luneta, evitándose que el eje se doble durante el torneado. Las puntas de la luneta estarán siempre engrasadas.

.

.

.

.

.

.

8 El refrentado, tal como el de este extremo de un eje, se efectúa me­diante herramientas de corte lateral, re­tenidas en el portaherramientas, y con un avance de fuera hacia dentro.8 El refrentado, tal como el de este extremo de un eje, se efectúa me­diante herramientas de corte lateral, re­tenidas en el portaherramientas, y con un avance de fuera hacia dentro.

.

.

.

.

.

.

9 Para vaciar al torno debe utilizar­se una herramienta con una su­perficie de corte poco ancha. Primero se centra la herramienta y luego se hace avanzar contra la pieza.9 Para vaciar al torno debe utilizar­se una herramienta con una su­perficie de corte poco ancha.
Primero se centra la herramienta y luego se hace avanzar contra la pieza.

.

.

.

.

.

10 También se hacen canales cir­culares con el torno. Para ello hay que emplear útiles muy finos dis­puestos siempre en sentido perpendi­cular al eje de giro.10 También se hacen canales cir­culares con el torno.
Para ello hay que emplear útiles muy finos dis­puestos siempre en sentido perpendi­cular al eje de giro.

.

.

.

.

.

11 Colocando en forma oblicua el carro puede hacerse un aguza­do cónico en un extremo de un eje. La herramienta fija va normal al aparato de avance y éste paralelo al plano a realizar.11 Colocando en forma oblicua el carro puede hacerse un aguza­do cónico en un extremo de un eje.
La herramienta fija va normal al aparato de avance y éste paralelo al plano a realizar.

.

.

.

.

.

12 Utilizando un dispositivo espe­cial también se pueden tala­drar ejes. La broca se retiene en un man­dril o portabrocas al contracabezal, don­de va un tornillo que retiene el mandril.12 Utilizando un dispositivo espe­cial también se pueden tala­drar ejes.
La broca se retiene en un man­dril o portabrocas al contracabezal, don­de va un tornillo que retiene el mandril.

.

.

.

.

.

13 La correcta posición del útil o herramienta de corte viene dada por la forma de producir la viruta: debe enroscarse formando espiral. No logrado esto, provoca huellas en la pieza.13 La correcta posición del útil o herramienta de corte viene dada por la forma de producir la viruta: debe enroscarse formando espiral.
No logrado esto, provoca huellas en la pieza.

.

.

.

.

.

14 Para obtener acabados muy finos se utilizan limas y papel esmeril; con el pie de rey se comprueban las medidas de lo que se tornea. Durante el trabajo se usan gafas de protección.14 Para obtener acabados muy finos se utilizan limas y papel esmeril; con el pie de rey se comprueban las medidas de lo que se tornea.
Durante el trabajo se usan gafas de protección.

.

.

.

.

.

15 Piezas para un candelero sólo se logran después de varias ho­ras de aprendizaje. Para familiarizarse con el torno ténganse en cuenta estas normas básicas que se dan.15 Piezas para un candelero sólo se logran después de varias ho­ras de aprendizaje.
Para familiarizarse con el torno ténganse en cuenta estas normas básicas que se dan.
Acerca de richar3000 (686 artículos)
trucos y manualidades