Tu segunda vivienda también tiene que estar asegurada

La entrada aparece primero en Tu segunda vivienda también tiene que estar asegurada

Cuando se compra una vivienda para residir en ella de forma permanente, es fundamental contar con un seguro de hogar para que todos aquellos contratiempos que puedan surgir queden cubiertos.

Tu segunda vivienda también tiene que estar asegurada - Trucos de hogar caserosPero si bien cuando se trata de la primera residencia se suele acertar bastante a la hora de contratar un seguro, la situación se complica un tanto cuando se pretende destinar el inmueble a una segunda vivienda.

No pienses que el seguro de hogar de tu casa y el de tu segunda vivienda deben ser el mismo

Las necesidades pueden variar bastante en función del tipo de vivienda. Mientras que coberturas relacionadas con robos, daños por agua o de tipo eléctrico pueden ser bastante importantes en una segunda vivienda, otras como las de extensiones de servicio pierden interés.

Hay que tener especialmente presentes las consecuencias de no contar con un seguro de hogar. Estas pueden guardar relación con las obligaciones frente a terceros que pudieran derivarse de determinados accidentes, y otras con los problemas económicos que puede suponer sufrir un percance que no se encuentre asegurado.

Si una vivienda permanece deshabitada por un período de al menos tres meses hasta un año, se considera de temporada o como segunda vivienda. En estos casos se da por hecho que el propietario cuenta con una primera vivienda en la que vive de forma habitual.

El tiempo que permanezca cerrada la vivienda es fundamental llegado el momento de calcular el seguro. Otro dato de vital importancia es el uso que se vaya a hacer de la misma, junto con el valor del continente y también el del contenido.

Todos estos aspectos tienen que ser especialmente tenidos en cuenta, ya que el seguro de vivienda no se tiene que parecer en nada al de la primera.

De hecho, es muy habitual cometer el error de ampliar o duplicar pólizas de seguro sin estudiar las verdaderas necesidades de esta segunda vivienda.

¿Qué coberturas debe contemplar un seguro de hogar para la segunda vivienda?

Normalmente, cuando se trata de una segunda vivienda familiar hay que darle un aseguramiento que cuente con las coberturas más básicas:daños eléctricos y climatológicos, incendios, agua y responsabilidad civil frente a terceros. Teniendo en cuenta que se trata de viviendas vacías por largos períodos de tiempo, las consecuencias de este tipo de accidentes se pueden agravar.

Tu segunda vivienda también tiene que estar asegurada - Trucos de hogar caseros

Las coberturas anteriores serían el punto de partida, a partir de las cuales se pueden añadir otras según otro tipo de cuestiones, como la ubicación del inmueble o los riesgos típicos del entorno en que esta se encuentre.

Resultan bastante interesantes en general las coberturas sobre robos, las cuales se deben ampliar en aquellos lugares en los que el nivel de riesgo de robo o asalto sea superior a la media. Algo a tener muy en cuenta en viviendas aisladas, por ejemplo.

Finalmente, es especialmente conveniente contar con datos relacionados con los seguros que las propias comunidades de vecinos puedan tener, porque algunas de las garantías que contenga el seguro comunitario pueden ser suficientes para la vivienda. De este modo se evitan duplicidades innecesarias y un gasto inútil.

La entrada Tu segunda vivienda también tiene que estar asegurada se publicó primero en Trucos de hogar caseros.

Tienes más artículos interesantes en Trucos de hogar caseros
Author: Sara