Cómo hacer una puerta de madera sencilla

La construcción de una puerta no es muy fácil, salvo que se realice una manufactura de mucha sencillez para destinarla a un elemento que no sea muy exigente en los aspectos estético y funcional.La construcción de una puerta no es muy fácil, salvo que se realice una manufactura de mucha sencillez para destinarla a un elemento que no sea muy exigente en los aspectos estético y funcional.

Es posible adoptar un tipo de estructura de fácil ensamble y que no requiera manipulaciones muy complejas. Una puerta así puede ser la de tipo atamborado a base de un bastidor revestido a uno y otro lado por un tablero o unas tablas macizas según cuál sea el aspecto que se le quiera dar. El sistema de suspensión puede estar constituido por un par de bisagras de pala larga o del tipo corriente, puesto que la estructura en la que se integra la puerta es también de madera. Las bisagras rústicas de hierro martilleado pueden ser idóneas para el caso y darán un aire rústico. La puerta puede dotarse de cerradura deslizante o de una manera más sencilla con una cadena y un candado, o bien con un pasador algo grueso. La puerta cuya construcción se presenta en estas páginas es apta para un anexo de madera, dado su carácter deliberadamente rústico; es una construcción sólida y funcional, y la puerta está dotada con un aislamiento interno. El panel que constituye la cara interna es de contrachapeado de 4 mm, en tanto que la cara exterior es de machihembrado de madera blanca de buena calidad con un grosor de 1 O mm. Las dimensiones que se han tenido en cuenta son de 187 x 80 cm. Entre los dos revestimientos se dispone una reja de listones que sirven de elemento distanciador y de soporte de las dos caras de la puerta, y proporciona el necesario alojamiento para los paneles interiores de poliestireno.

Ante todo hay que construir el bastidor de soporte: se trata de ensamblar un rectángulo de 80 x 20 mm.  Se obtiene mayor solidez aplicando clavijas de madera dura en la testa de los listones cortos (travesaños de 70 cm) que se hallan fijos a los extremos de los listones mayores (montantes de 187 cm); las clavijas se insertan en los agujeros con una cinta de apriete. Los ángulos se refuerzan con cuatro cartabones de madera, encolados por su parte interior. Mientras la cola del bastidor se seca, cabe proceder a la realización de la reja interior. El bastidor y la reja.

Ante todo hay que construir el bastidor de soporte: se trata de ensamblar un rectángulo de 80 x 20 mm.

Se obtiene mayor solidez aplicando clavijas de madera dura en la testa de los listones cortos (travesaños de 70 cm) que se hallan fijos a los extremos de los listones mayores (montantes de 187 cm); las clavijas se insertan en los agujeros con una cinta de apriete. Los ángulos se refuerzan con cuatro cartabones de madera, encolados por su parte interior. Mientras la cola del bastidor se seca, cabe proceder a la realización de la reja interior. Para ello se cortan listones de 30 x 20 mm, tres piezas de 177 mm de longitud y otras nueve de 70 mm, en las cuales se practican rebajos para uniones a media madera de 30 mm, distantes 150 mm adecuados que se habrán practicado previamente en los puntos correspondientes. Las partes que quedan en contacto se encolarán, utilizando siempre cola vinílica. Tras comprobar que el bastidor está plano y a escuadra, se presiona, apretando a lo largo de los lados menores con unas cárceles (tras interponer cuñas de madera separadoras), o bien rodeando todo el perímetro entre sí. Se podrán así ensamblar los listones de modo que formen una reja de 177 x 70 cm de medidas exteriores. Los cortes pueden hacerse mediante cualquier herramienta, aunque, dado su considerable número, es aconsejable utilizar la sierra circular, efectuando múltiples pasadas paralelas y eliminando la madera hasta la ejecución del rebajo. El ensamble se lleva a cabo mediante el simple encolado de los diferentes elementos, aunque, para facilitar la fijación, conviene aplicar un par de grapas (una a cada lado), que estabilizarán ambos revestimientos. Cuando la reja está lista, se aloja en el bastidor ajustándola según convenga. La unión de los dos elementos se hace en correspondencia con las testas de los listones: así conviene emplear cola blanca y reforzar la adhesión hincando unas grapas que cabalguen sobre la línea de unión.

Bastidor.

1 Material necesario para la realización de la puerta que se presenta aquí. El contrachapado puede ser o no chapado. Las tablas machihembradas pueden tener diferente perfil.1
Material necesario para la realización de la puerta que se presenta aquí.
El contrachapado puede ser o no chapado. Las tablas machihembradas pueden tener diferente perfil.

.

.

.

.

2 Los elementos que forman el bastidor se unen mediante enclavijado y cola blanca. Usar clavijas de madera dura de 6 mm.2
Los elementos que forman el bastidor se unen mediante enclavijado y cola blanca.
Usar clavijas de madera dura de 6 mm.

.

.

.

.

.

3 En los ángulos se colocan cartabones que consoliden la estructura del bastidor. Se encolan al tiempo que se ensamblan montantes y travesaños. Se mantiene la posición con una cinta de apriete en su contorno.3
En los ángulos se colocan cartabones que consoliden la estructura del bastidor.
Se encolan al tiempo que se ensamblan montantes y travesaños.
Se mantiene la posición con una cinta de apriete en su contorno.

.

.

.

4 En los listones que han de constituir la reja se marcan los rebajos para conseguir las uniones a media madera.4
En los listones que han de constituir la reja se marcan los rebajos para conseguir las uniones a media madera.

.

.

.

.

.

.

5 Los rebajos se consiguen a base de sucesivas pasadas con la sierra circular. Asegurarse bien de la profundidad del rebajo.5
Los rebajos se consiguen a base de sucesivas pasadas con la sierra circular.
Asegurarse bien de la profundidad del rebajo.

.

.

.

.

6 Los listones más largos de la reja se colocan paralelamente y se aplica cola en los rebajos. Luego se procede al ensamble de los travesaños cortos y se consolida la unión con grapas.6
Los listones más largos de la reja se colocan paralelamente y se aplica cola en los rebajos.
Luego se procede al ensamble de los travesaños cortos y se consolida la unión con grapas.

.

.

Revestimiento y aislamiento.

En una de las caras del bastidor con su reja, hay que aplicar un tablero contrachapeado de 1.870 x 800 mm, con cola blanca e instrumentos de apriete, intercalando entre el tablero y las mordazas unos trozos de madera sobrante de modo que cubran una buena superficie. Si los trozos de madera no abarcan casi toda la superficie, se puede colocar peso en las partes que queden entre los gatos de apriete para facilitar en lo posible el intimo contacto entre los elementos que se encolan. El tablero puede ser o no rechapado, según el tipo de acabado que interese dar a la superficie.

Cuando el encolado ha secado del todo, se eliminan los elementos de apriete y los pesos y se gira la puerta para insertar detrás e material aislante. Hay que cortar unos paneles de poliestireno expandido de un grosor de 20 mm (40 cuadrados de 150 mm de lado) empleando un cúter apoyado contra una regla metálica. Estos cuadrados se alojan en el interior de los espacios que se han producido al construir la reja. Se pueden retener con algunos puntos de adhesivo de contacto especial para poliestireno, si bien esta medida no es estrictamente necesaria, ya que los cuadrados quedarán perfectamente encajados y retenidos entre los elementos de revestimiento de ambas caras de la puerta.

Ahora ya se puede recubrir la otra cara de la puerta con tablas machihembradas de 120 mm de ancho y 10 mm de grosor, con la longitud adecuada (unos 1.900 mm). Empezar colocando una tabla enrasada con el canto del bastidor y con ambas testas enrasadas en los travesaños superior e inferior del bastidor. Tanto la primera tabla como la última tendrán que ser ajustadas a lo largo de sus cantos para eliminar la lengüeta y el canal. Calcular bien la medida a la que se tendrán que hacer estos cortes, presentando todo el conjunto de tablas sobre el bastidor y marcando lo que hay que aserrar de una y otra tabla en cada extremo. El aserrado se realizará bien con la circular. Es preferible que los cortes no se hagan por defecto, ya que resultará más fácil repasar con un cepillo los cantos que puedan sobresalir que encontrarse con insuficiente material para el revestimiento de toda la puerta. Las tablas se fijarán al bastidor con clavos de acero cuya testa debe botarse totalmente en la madera.

Paneles y aislamiento.

7 La reja se inserta en el bastidor. Las testas de los listones se encolan y se retienen al bastidor mediante grapas.7
La reja se inserta en el bastidor.
Las testas de los listones se encolan y se retienen al bastidor mediante grapas.

.

.

.

.

.

8 En la cara interior de la puerta se aplica el tablero contrachapado de 4 mm después de aportar cola sobre la cara correspondiente del bastidor. Descansar encima pesos para ayudar a la acción de los instrumentos de apriete que se utilicen. Intercalar trozos de madera entre las mordazas y el tablero.8
En la cara interior de la puerta se aplica el tablero contrachapado de 4 mm después de aportar cola sobre la cara correspondiente del bastidor.
Descansar encima pesos para ayudar a la acción de los instrumentos de apriete que se utilicen.
Intercalar trozos de madera entre las mordazas y el tablero.

.

.

.

9 En los recuadros de la reja se alojan los cuadrados de poliestireno expandido de 20 mm de grosor, cortados con el cúter.9
En los recuadros de la reja se alojan los cuadrados de poliestireno expandido de 20 mm de grosor, cortados con el cúter.

.

.

.

10 Las tablas machihembradas que revisten la cara externa de la puerta se fijan mediante una clavadora-grapadora eléctrica. Esta herramienta facilita el trabajo.10
Las tablas machihembradas que revisten la cara externa de la puerta se fijan mediante una clavadora-grapadora eléctrica.
Esta herramienta facilita el trabajo.

 .

Bisagras y montaje.

Cuando la estructura de la puerta está ya lista, se le tienen que incorporar los elementos de suspensión y cierre. En el caso que aquí se presenta, se ha recurrido a tres bisagras de pala ancha que se sitúan respectivamente a 400, 940 y 1800 mm del canto inferior de la hoja sobre la cara revestida con las tablas machihembradas. Su fijación se efectúa mediante tornillos de cabeza hexagonal y tuercas, intercalándoles las arandelas de protección. Una vez fijadas las aletas sobre la puerta, se presenta ésta en el sitio donde se montará, para así poder marcar los puntos en donde se tendrán que fijar las otras palas de la estructura. Hay que tener en cuenta que la puerta, al abrirse, no roce el suelo y que se inserte perfectamente en el enmarcado de la estructura.

Para contribuir a la precisión en este trabajo, recurrir a un listón de una sección de 40 x 15 mm; se coloca solapado en unos 20 mm de manera que se logra una mayor resistencia de todo el conjunto al fijar los tornillos; al propio tiempo, enmarcará la puerta, ya que los listones forman un marco ajustado en los ángulos a inglete. Ello también facilitará la fijación de un zócalo clavado y encolado cuyas dimensiones serán de 50 x 30 x 840 mm. La fijación de este marco externo sobre las tablas machihembradas se efectúa preferiblemente con tirafondos de latón o latonados para aguantar la intemperie. En este mismo sentido convendrá dar una impregnación adecuada a la madera, pese a que luego se barnice o se pinte del color que interese.

Sistema de cierre resistente a la intemperie.

Finalmente, no olvidar la incorporación de un sistema de cierre que puede ir desde un simple pasador, como en el ejemplo que se da, hasta otras formas más seguras con llave. Los elementos de fijación de estos accesorios también han se ser resistentes a la intemperie.

Bisagras y montaje.

11 Las bisagras se fijan mediante tornillos pasantes retenidos por tuercas ciegas, a distancias regulares con una cara sobre la cara machihembrada, haciendo que sobresalgan unos 20 mm por el canto.11
Las bisagras se fijan mediante tornillos pasantes retenidos por tuercas ciegas, a distancias regulares con una cara sobre la cara machihembrada, haciendo que sobresalgan unos 20 mm por el canto.

.

.

.

.

12 En el lado opuesto a las bisagras en posición central, se coloca el pasador, con tirafondos de latón o latonados. También debe sobresalir 20 mm.12
En el lado opuesto a las bisagras en posición central, se coloca el pasador, con tirafondos de latón o latonados.
También debe sobresalir 20 mm.

.

.

.

.

.

13 En los márgenes de la cara revestida con machi­hembrado, excluida la parte inferior, se aplica un contramarco como batiente; debe sobresalir 20 mm del canto. En la parte inferior se monta un listón más ancho que hace de zócalo, clavado en los listones inferiores.13
En los márgenes de la cara revestida con machi­hembrado, excluida la parte inferior, se aplica un contramarco como batiente; debe sobresalir 20 mm del canto.
En la parte inferior se monta un listón más ancho que hace de zócalo, clavado en los listones inferiores.

.

.

.

14 La pala libre de la bisagra tiene que montarse en la pared mediante tornillos pasantes con tuerca ciega. Es importante marcar muy bien la posición de fijación para que la hoja abra bien.14
La pala libre de la bisagra tiene que montarse en la pared mediante tornillos pasantes con tuerca ciega.
Es importante marcar muy bien la posición de fijación para que la hoja abra bien.

.

.

.

15 En la parte opuesta se coloca el pasador atornillándolo con elementos resistentes a la intemperie. Debe corresponder con el cierre fijado en la pared del anexo.15
En la parte opuesta se coloca el pasador atornillándolo con elementos resistentes a la intemperie.
Debe corresponder con el cierre fijado en la pared del anexo.

.

.

Diversas soluciones.

Una solución tradicional para una puerta de un cobertizo rústico. Se trata de unir varias tablas gruesas (de unos 20 mm) y mantenerlas en posición dentro de un mismo plano mediante tres refuerzos horizontales y dos diagonales atornillados por la parte interior de la puerta.Una solución tradicional para una puerta de un cobertizo rústico.
Se trata de unir varias tablas gruesas (de unos 20 mm) y mantenerlas en posición dentro de un mismo plano mediante tres refuerzos horizontales y dos diagonales atornillados por la parte interior de la puerta.

.

.

.

.

.

Una puerta exterior o interior en la que los elementos del marco se ensamblan a caja y espiga, en tanto que los paneles se insertan en acanalados y se recuadran con junquillos.Una puerta exterior o interior en la que los elementos del marco se ensamblan a caja y espiga, en tanto que los paneles se insertan en acanalados y se recuadran con junquillos.

.

.

.

.

.

.

A: puerta con relleno de celdillas de colmena; es ligera y apta para interiores. B: robusta puerta para exterior, rellena con material aislante grueso y revestida por ambas caras con contrachapado rechapado. C: otra puerta robusta, más pesada, a base de alistonado macizo y enmarcada con un regrueso de madera dura. D y E: dos versiones de puertas ligeras en las que la parte interna está constituida por unos listones horizontales que sirven para mantener la estabilidad del marco; observar la diferencia en su estructura.Varios tipos de puertas.

A: puerta con relleno de celdillas de colmena; es ligera y apta para interiores. B: robusta puerta para exterior, rellena con material aislante grueso y revestida por ambas caras con contrachapado rechapado. C: otra puerta robusta, más pesada, a base de alistonado macizo y enmarcada con un regrueso de madera dura. D y E: dos versiones de puertas ligeras en las que la parte interna está constituida por unos listones horizontales que sirven para mantener la estabilidad del marco; observar la diferencia en su estructura.

Materiales.

Dos listones de pino de 20 x SO x 1.8SO mm (montantes bastidor)

Dos listones de pino de 29 x SO x 700 mm (travesaños bastidor)

Tres listones de pino de 20 x 30 x 1.770 mm (reja interior)

Nueve listones de pino de 20 x 30 x 700 (reja interior)

Un panel de contrachapado de 4 x 800 x 1.870 mm (panel posterior)

Siete tableros de machihembrado de 4 x 800 x 1.870 mm (cara anterior)

Dos listones de pino de 40 x 15 x 840 mm (travesaño batiente)

Un listón de pino de 40 x 30 x 840 mm (zócalo)

Un panel de poliestireno de 20 x 1.100 x 1.000 mm (aislante)

Tres bisagras de pala ancha de 110 x 40 mm

Un pasador de 140 mm

Dieciocho tornillos de cabeza perdida de 6 x 50 mm

Ocho listones de madera dura de 6 mm de diámetro

Tornillos de latón. Clavos. Cola vinílica.

Herramientas.

Regla metálica. Lápiz. Escuadra. Sierra circular. Clavadora-grapadora eléctrica. Destornilladores. Llave

Artículos relacionados

Acerca de richar3000 (687 artículos)
trucos y manualidades