Dos o más ventanas en una misma pared

Tipos de cortinas visillos y estores para varias ventanas en una misma pared. 

Si las ventanas están muy juntas, deben tratarse como una unidad y cubrirse con una galería corrida que oculte el carril, asimismo corrido.

Dos o más ventanas en una misma pared 1Estas dos ventanas se han vestido solamente con guirnaldas y caídas laterales.

Durante el día, las cortinas, que deben llegar hasta el suelo, pueden dejarse abiertas, a condición de que exista pared suficiente para acomodarlas; otra solución es confeccionar dos cortinas para cada ventana.

De este modo, cuando se recojan durante el día, ocuparán el espacio que quede libre a ambos lados y en el centro. Este mismo principio puede aplicarse a una pared donde una puerta de cristal sigue a una ventana o viceversa.

Dos o más ventanas en una misma pared 0El problema de las ventanas asimétricas se resuelve con una galería o un bandó ancho que equilibre la altura.

Las cortinas hasta el suelo disimularán las diferencias de altura entre la ventana y el suelo (véase figura. 3).

Con todo, si las ventanas son simétricas y hay espacio suficiente, es preferible vestir cada una de ellas por separado, pero con colgaduras idénticas.

En el espacio que queda libre puede colocarse un cuadro, una mesa decorativa, una lámpara de pie, un sillón o un canapé.

Única ventana en la esquina de la habitaciónUna única ventana en la esquina de una habitación.

El problema surge cuando apenas queda espacio entre la ventana y la pared y, por tanto, las cortinas convencionales no se pueden correr por igual hacia ambos lados.

Una solución es confeccionar una única cortina y sujetarla a un lado con un alzapaños (mira figura. 4).

Única ventana en la esquina de la habitación 11.

También se puede atar en el centro con un lazo decorativo durante el día (mira figura. 5).

Otra alternativa es sustituir la cortina por un estor romano o fruncido (austriaco o festoneado), que pueda subirse y bajarse sin dificultad.

Dos ventanas contiguas en la esquina de una habitación.

En otros casos, dos ventanas coinciden en la esquina de una habitación, formando un ángulo recto o un semi-ángulo  La mejor solución en este caso es rodear todo el esquinazo con el mismo carril.

Dos ventanas en la esquina de una habitaciónEl bandó y las cortinas cuelgan de un riel doble adaptado a la forma de la esquina. 

En cuanto a las cortinas caben varias posibilidades: confeccionar una para cada ventana y mantenerlas descorridas o sujetas con un alzapaños durante el día.

Esta solución es la que asegura una vista sin obstáculos, a la vez que permite la máxima entrada de luz.

Si se prefiere, también puede vestirse cada ventana con dos cortinas y, durante el día, recoger las dos más próximas a la esquina con un alzapaños y mantener las otras dos descorridas en los extremos opuestos.

Para acentuar la unidad de las ventanas y, al mismo tiempo, ocultar el riel, lo más recomendable es instalar una galería o un bandó que rodee la totalidad del esquinazo.

Las colgaduras más apropiadas para ventanas pequeñas con alféizar son, sin duda, los estores lisos o fruncidos. 

Todos los artículos de Costura.